Rubinstein asume como viceministro de Economía y se prepara para reunirse con el FMI

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
Sergio Massa junto a Gabriel Rubinstein - Foto: NA

Según publica Clarín Viajará a Washington para retomar la negociación técnica con el Fondo. Es un economista recomendado por Lavagna y crítico del kirchnerismo.

Por: Juan Manuel Barca

Gabriel Rubinstein volverá a armar las valijas. Después de haber regresado de un viaje a EE.UU hace 11 días, el economista se empezó a preparar días atrás para volar a Washington esta semana o la próxima para reunirse con las autoridades del FMI. Esa será una de sus principales responsabilidades como viceministro de Economía, un cargo que le habían ofrecido a principios de agosto, pero en el que fue confirmado recién este domingo por Sergio Massa, tras destrabarse aparentemente la interna en el Frente de Todos.

El consultor fue negociador ante el Fondo y representante del Ministerio de Economía en el Banco Central durante la gestión de Roberto Lavagna entre 2002 y 2005. Si hasta ahora el equipo de Sergio Massa mantuvo contactos políticos con el organismo, Rubinstein se encargará de avanzar en el intercambio técnico. Es decir, de los números y las metas de cara a la negociación de un segundo desembolso de US$ 4.000 millones, clave para cubrir la deuda con el FMI.

- Publicidad -

El último encuentro en Washington con la titular del Fondo, Kristalina Georgieva, fue encabezado a fines de julio por la ministra de Economía Silvina Batakis, quien a su regreso de ese viaje se enteró en el aeropuerto de su reemplazo por Massa. Desde entonces, los dólares paralelos retrocedieron, pero el Banco Central siguió perdiendo reservas. Recién la semana pasada, volvió a comprar divisas, aunque las cotizaciones alternativas volvieron a subir. En ese contexto inestable, se aceleró el desembarco de Rubinstein.

Massa lo anunció este domingo como secretario de Programación económica, 18 días después de asumir en Economía. Se lo recomendó Lavagna, pero su designación se trabó al conocerse los duros tuits del economista contra Cristina Kirchner. En el medio, el ministro tentó a Emmanuel Álvarez Agis, Diego Bossio, Marco Lavagna y Marina Dal Poggeto, pero ninguno aceptó. Finalmente, Rubinstein recibió el guiño final y pidió disculpas en un tuit por sus “comentarios agraviantes”, sin mencionar a la vicepresidenta.

De él se espera que traiga una impronta de “ordenamiento fiscal”, que refuerce el esquema anunciado de reducción de subsidios a la energía, congelamiento de la contratación de personal en el Estado y control de la caja. En rigor, en los próximos días se conocerá una medida que frena el empleo en las empresas públicas. También se trabaja en el reembolso de excedentes de crédito presupuestario a Economía para que “nadie gaste de más” y un decreto que ordena la “caja única”, ya anunciado por Batakis.

Rubinstein será clave para coordinar las medidas del equipo económico, en el que tallan también el jefe de asesores Leonardo Madcur, el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, el titular de Aduana, Guillermo Michel, y el candidato a ocupar la vicepresidencia del Banco Central, Lisandro Cleri. Para el número dos, el “ABC” de un ajuste pasa por lo fiscal y la reducción del gasto es condición para bajar la inflación, incluyendo recortes en planes sociales, jubilaciones, la obra pública o fondos a las provincias.

Con paso por el BCRA durante la gestión de Raúl Alfonsín, el consultor es bien visto en la city financiera, aunque sin el peso de algunos de sus antecesores. Domingo Cavallo tuvo a Juan Llach, José Luis Machinea a Miguel Bein, Remes Lenicov a Jorge Todesca y Lavagna a Guillermo Nielsen. Ahora, Massa, abogado de profesión, tendrá un macroeconomista que le de consistencia a sus anuncios. “El viceministro es el que tiene en la cabeza un modelo de equilibrio general y el manejo de la caja”, señaló un exministro de Economía.

La gran incógnita es hasta dónde podrá implementar sus ideas y con qué recursos contará. En vísperas de su arribo a la oficina 526, su secretaría sufrió una amputación de al menos 40 empleados: la subsecretaría de Programación Regional y Sectorial pasó a la secretaría de Planificación del Desarrollo y Competitividad Federal, a cargo de Jorge Neme. “Estamos apurados antes de que los pidan de otra área”, les dijo el miércoles pasado uno de los asesores de Neme a los empleados de la subsecretaría.

Rubinstein sabe, además, que deberá contar con respaldo político, sobre todo de Cristina Kirchner y La Cámpora, que en las últimas horas salió a pintar la consigna de una suma fija de $ 30.000, previo a la negociación del salario mínimo. “Hay una percepción del kirchnerismo de que el ajuste fiscal es recesivo y perjudicial para la gente y no hay suficiente conciencia de que la inflación obra como un impuesto, entonces eso se está pagando”, dijo el economista a principios de agosto. (Clarín)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

Más noticias