De la hija de Alberto Nisman a Alberto Fernández, sobre la muerte del fiscal: “Dijo que se trató de un asesinato y luego cambió su discurso a un suicidio”

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
Iara Nisman la hija del fiscal Alberto Nisman -

Según publica Clarín Iara Nisman cargó contra el Presidente y dijo que “no debería entrometerse” en la investigación por el caso de su padre.

Iara Nisman, la hija mayor de Alberto Nisman, remarcó este lunes la contradicción en la que recayó Alberto Fernández al hablar hace algunas semanas sobre su padre, quien fue hallado muerto en su departamento, con un tiro en la cabeza, el 18 de enero de 2015. “Dijo que se trató de un asesinato y luego cambió su discurso a un suicidio”, remarcó y consideró que el Presidente “no debería entrometerse” en la investigación.

“Desde un primer momento, desde el lado de la familia lo que buscábamos era que se supiera la verdad, sea cual fuese. Nosotros estábamos convencidos de que se había tratado de un asesinato”, remarcó en declaraciones efectuadas a NTN24, un canal de noticias colombiano, en el marco de un evento denominado “Terrorismo y Libertad”, organizado por la Fundación Disenso en Washington DC.

Fue desde esa cita que la hija del fiscal cuestionó al Presidente, quien en la televisión argentina, y en medio de la polvareda política y judicial que provocaron los alegatos por el juicio conocido como Vialidad, que tiene como acusada principal a Cristina Kirchner, afirmó: “Hasta acá, Nisman se suicidó; espero que no haga algo así el fiscal Luciani”.

- Publicidad -

Lo que intentó marcar Iara Nisman fueron las consideraciones públicas que emitió Alberto Fernández, cuatro años antes de convertirse en mandatario argentino, en las que deslizó que Nisman murió en el marco de un “homicidio”.

“Fue todo muy confuso porque desde un primer momento el Presidente se había manifestado con lo contrario que dice ahora. (…) Si la justicia está investigando un homicidio, él no debería entrometerse. Puede tener su opinión personal, pero es un formador de opinión y no puede opinar sobre eso”, le recomendó al Presidente.

Por otro lado, recordó que “una vez que la Justicia dictaminó y está investigando” la muerte de su padre “como un homicidio”, la familia tomó “la decisión de dejar la querella por todo un contexto de amenazas y por necesitar reconstruir” sus vidas. “Dejamos en manos la Justicia que encuentre a los responsables”, expresó.

“Confiamos en la Justicia, pero personalmente no creo que se llegue a saber todo lo que pasó, porque desde un primer momento la causa fue muy manoseada y utilizada políticamente, pero ojalá que aquí sea”, completó.

Por último, al ser consultada sobre la situación judicial de Cristina Kirchner, manifestó: “A raíz de estas investigaciones y del fiscal que está investigando a la vicepresidenta, se volvió a traer el tema de mi papá para utilizarlo para su beneficio y me parece muy lamentable”.

En busca de una cierta normalidad

Nada fue lo mismo para Iara Nisman y su familia desde aquel 18 de enero de 2015 en el que el ex titular de la UIF-AMIA fue hallado sin vida en el baño del departamento “2” del piso 13 de la torre boulevard del complejo Le Parc, en Puerto Madero. Ella tenía 15 años y su hermana Kala, 8.

Años después, con un bajo perfil y alejadas de la causa que determinó que se trató de un homicidio, buscaban retomar sus vidas e imprimirles ciertas dosis de normalidad.

Estudios, cambios de colegio, proyectos profesionales fueron parte de una rutina que no escapó al sello distintivo de quiénes son.

“Frente al apremio de reconstruir (…) el proyecto de vida personal, familiar y profesional resquebrajado (…) sobreponer la vida, la salud, seguridad y bienestar de la familia postergados en pos del esclarecimiento de aquella muerte”, fue el argumento de la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman y madre de Iara y Kala, cuando en 2018 puso punto final a la participación de la familia como querellante en el caso.

No abandonaron la búsqueda de la verdad, pero eligieron el resguardo de la intimidad familiar y abrir camino a una etapa que les permita reconstruir sus vidas.

Iara decidió estudiar arquitectura en la UBA. Tuvo la opción de una universidad privada, pero en su búsqueda de la masividad y de no ser indicada sólo por el caso de su padre, con un gran desempeño académico, eligió la educación pública.

No faltaron algunos comentarios: es apellido Nisman, no pasa desapercibida y ante el respeto de muchos, enfrentó otras situaciones igual. Esfuerzo y determinación, una vez más.

Su hobby es la fotografía y las historias detrás de cada persona retratada, es lo que más le atrae. No escatima en preguntas a su madre cuando investiga casos que alcanzan a grupos familiares, a niños.

Y en sus interrogantes hay un mensaje explícito: no te preocupes si te tenés que quedar hasta tarde resolviendo el caso. Quizás algo que le hubiera dicho a su padre igual. (Clarín)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

Más noticias