Tras el tiroteo en el subte, Nueva York estudia poner detectores de armas en las estaciones de metro

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
Nueva York estudia poner detectores de armas en las estaciones de metro -

Según publica Clarín La tecnología para detectar quién lleva un arma existe y se usa en estadios, pero los expertos advierten acerca de las complicaciones logísticas.

Luego de dos tiroteos en el subte de Nueva York (uno provocó un muerto y el otro dejó 16 heridos), las autoridades de la ciudad dejaron entrever una posible solución tecnológica para lidiar con el problema: la instalación de detectores de armas en las estaciones de subtes de manera de poder detectar quién lleva un arma antes de que la accione.

Vale recordar que este tipo de tecnología existe, y actualmente es usada para detectar personas con armas en estadios y parques de diversiones. Los expertos en seguridad, sin embargo, opinan que instalar detectores así en el sistema de transporte de Nueva York sería extremadamente difícil, por no decir imposible. 

El problema no sería necesariamente la tecnología, sino, más bien, el hecho de que habría que colocar personas junto a los escáner para enfrentarse a quienes llevan armas de fuego de forma ilegal.

- Publicidad -

“Sería una pesadilla logística. Tendrías que atar comprometer muchos agentes haciendo esto”, dijo James Dooley, un capitán retirado del Departamento de Policía de Nueva York que trabajó en la división de tránsito del departamento.

“Tenemos cientos de estaciones, y poner a alguien en cada entrada de cada estación es logísticamente imposible”, añadió.

Si bien el alcalde Eric Adams, un excapitán de policía, reconoce estas dificultades, piensa que podría valer la pena probar el sistema en determinados lugares como medida disuasoria.

“Quisiéramos poder aparecer de forma imprevista en una estación y que la gente no sepa que está allí –afirmó Adams–, de forma similar a lo que hacemos en los puestos de control para autos”.

Dos ataques en el subte de Nueva York

La necesidad de mejorar la seguridad en el metro se hizo más urgente en abril, después de que un hombre armado hiciera estallar bombas de humo y rociara un compartimento del metro con disparos, hiriendo a 10 personas.

Luego, el 22 de mayo, otro hombre armado mató a un pasajero en lo que, según las autoridades, parecía ser un ataque al azar.

Un día después de esa matanza, Adams volvió a manifestar su interés por la tecnología de detección de armas. Y pronto, los tiroteos masivos en Buffalo (Nueva York) y Uvalde (Texas) intensificaron el debate sobre cómo abordar la violencia con armas de fuego.

En el metro de Nueva York, el control no se asemejaría a los puestos de control de los aeropuertos, una solución insostenible para un sistema con 472 estaciones, todas ellas con múltiples entradas.

En su lugar, Adams se refirió a una tecnología que utiliza sensores para detectar metales, pero que también puede determinar la forma de un objeto, como una pistola, mientras la gente pasa sin interrupción.

Evolv, una empresa de Boston, utiliza la tecnología en estadios deportivos de Atlanta y Nashville, como así también el Acuario de Georgia en Atlanta y, en una prueba reciente, en el Lincoln Center for the Performing Arts de Nueva York, aunque no en ningún sistema de transporte público.

Según la empresa, los escáneres pueden escanear a 3.600 personas por hora. Sin embargo, también pueden producir falsos positivos con artículos como los Chromebooks.

Problemas logísticos

Identificar a alguien con un arma es sólo la mitad del problema.

“También es la mano de obra”, dijo Donell Harvin, investigador en la Corporación Rand, y antiguo jefe de seguridad del gobierno de Washington, D.C.

Adams no ha hablado públicamente de cuánto podrían costarle las máquinas, y su funcionamiento a la ciudad de Nueva York, pero Harvin reconoció que el precio podría ser elevado.

“Si tienes un asaltante decidido, no alcanza con un guardia de seguridad, hay que poner un agente de policía”, dijo Harvin. “Es difícil. Puedes endurecer todas las estaciones, pero ¿quién va a querer pagar una tarifa de 10 dólares? Porque el costo va a repercutir en el viajero”.

Aun así, como no se puede poner policías en cada vagón y en cada estación, dijo Harvin, “hay que invertir en algo de tecnología”. “Es muy complejo, pero la gente tiene que reunirse y hablar de esto, porque lo que se está haciendo ahora no sirve”, completó. (Clarín)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

Más noticias