Inicio Política En la mira por lavado de dinero, buscan reabrir Los Sauces, un...

En la mira por lavado de dinero, buscan reabrir Los Sauces, un hotel emblemático de la familia Kirchner

0
Hotel Los Sauces - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Según publica Clarín Se encuentra en El Calafate, contiguo a la residencia de la vicepresidenta. Pese a su baja ocupación, le reportó a los Kirchner más de 10 millones de dólares en una década.

Por: Lucía Salinas

El hotel predilecto de Cristina Kirchner se encuentra en plena etapa de negociación para reabrir sus puertas. Los Sauces Casa Patagónica a través de un poder firmado por Máximo y Florencia Kirchner, es administrado por Matías Bezi responsable de ofrecer la explotación del complejo que permanece cerrado hace seis años. La primera discusión refería a un canon mensual de 16.000 dólares mensuales más IVA.

Fue el primer hotel de la familia Kirchner. La “gema de la corona”, como la denominó el ex contador de Cristina, Víctor Manzanares. “Los Sauces Casa Patagónica” es el más exclusivo y costoso de los cuatro alojamientos turísticos que levantaron en suelo santacruceño.

La vicepresidenta se ocupó personalmente de cada detalle de su decoración. Fue parte de otro negocio inmobiliario con Lázaro Báez, porque se amplió sobre un terreno de Austral Construcciones. El mantenimiento durante estos años lo realizaron cuatro personas cuyos salarios los abonó Máximo Kirchner y exigió que la intervención judicial restituya los valores que afrontó con su sueldo de diputado nacional.

El hotel boutique, único por sus características en El Calafate, volvió el año pasado a ser administrado por la familia Kirchner cuando los dos jueces que los absolvieron sin realización del juicio oral en el caso que investigó los negocios familiares por presunto lavado de dinero, levantó la intervención judicial que regía sobre los hoteles y demás propiedades.

Al momento de reestructurar los negocios Máximo Kirchner tomó un par de decisiones con la finalidad de poner en marcha el complejo hotelero. Así fue que resolvió que el hotel Los Sauces permanezca dentro del Condominio que lleva su nombre y el de su hermana, donde se nuclean todas las propiedades recibieron como producto de la sucesión de Néstor Kirchner.

Como resultado de esa decisión, el 16 de mayo de este año el diputado nacional junto a su hermana, le otorgaron ante escribano público, un poder general de administración a Matías Bezi, el ex diputado de Santa Cruz y amigo de Máximo Kirchner. Es quien figuraba en los mensajes del celular de José López -en el juicio de Vialidad- y que oficiaba de nexo con el hijo de Cristina para decidir sobre algunas licitaciones.

Propiedades familiares​

Con ese poder se le otorgó a Bezi la potestad de administrar todos los bienes que integran el condominio, 25 en total la mayoría radicados en Santa Cruz que tienen un valor de 193.811.808 pesos, según la declaración jurada de Máximo Kirchner.

Explotación del complejo

Meses después, el 3 de junio específicamente, se firmó el acuerdo de explotación comercial del hotel Los Sauces Casa Patagónica. A través de esta determinación se resolvió que el Condominio será el responsable de ofrecer la explotación del complejo turístico a las empresas interesadas.

El hotel se encuentra emplazado sobre tres propiedades, una de las cuales pertenece a la inmobiliaria de la familia Kirchner y las otras dos a la casa Patagónica. En ese contexto hubo una negociación con unos empresarios chilenos que actualmente explotan el hotel Las Dunas, también de la familia Kirchner.

El valor que se discutió, confirmaron fuentes allegadas a la negociación, fue de 16.000 dólares mensuales más IVA. Incluso se recorrieron las instalaciones que permanecen cerradas para conocer detalles y las características del lugar.

Se trata de tres construcciones, una de 2.371 metros cuadrados que se levantó sobre un terreno que le pertenecía a Austral Construcciones de Lázaro Báez. La segunda de 1.804 y la tercera de menores dimensiones, comprende 731 metros.

En total el hotel cuenta con 4.889,45 metros cuadrados construidos, pero la superficie total del complejo consta de 53.740,72 metros cuadrados.

Una vez que se firme el contrato de explotación, la inmobiliaria Los Sauces SA -también investigada por lavado de dinero- recibirá un 15% ya que uno de los terrenos sobre el cual se emplaza una de las casas del hotel, está registrado bajo su propiedad.

Fue en ese contexto que se intercambiaron una serie de correos electrónicos donde los empresarios manifestaron a una inmobiliaria local, el interés por explotar el hotel. La pandemia congeló la negociación que se retomó este año y estaría próxima a concluirse. Clarín se comunicó con los dueños de Hotelera Patagonia que se negaron a responder las consultas al respecto.

Los empresarios, Roberto Lara Hernández y Carlos Rivas, radicaron en julio de 2019 en Santa Cruz una firma Hotelera Patagonia SAS, dedicada a la explotación Hotelera, agencia de Viajes y transporte turístico, como actividades principales. Fue meses después que comenzaron las conversaciones para hacerse cargo de Los Sauces Casa Patagónica.

Ante la municipalidad de El Calafate, explicaron fuentes del caso a Clarín, se deben realizar una serie de trámites para reabrir el hotel. El último interventor judicial había informado ante la justicia federal que había deudas por servicios suministrados al complejo en años anteriores con Servicios Públicos Sociedad del Estado 605.745 pesos, y con Distrigas 441.195 pesos. Ante la cifra -que sumando las tasas municipales impagas arrojan un valor de 1.146.940 pesos- la intervención gestionó una moratoria.

Este complejo turístico que la familia de la vicepresidenta busca reabrir es el más exclusivo. Cuando el contador Víctor Manzanares, custodio de los números del patrimonio de Néstor y Cristina Kirchner por décadas, declaró como arrepentido en la causa de los Cuadernos, dijo que el hotel funcionó como el “principal apalancamiento financiero en el incremento de bienes de los Kirchner”. Explicó que la administración del complejo “tuvo los mayores niveles de valores de locación, pero menos ocupación y menos cantidad de habitaciones”.

Durante 11 años se pagaron 90 mil dólares mensuales, reveló el ex contador de la vice y añadió que “este contrato significó una suma de entre 10 y 11 millones de dólares de ingreso en blanco a la economía de los Kirchner”. (Clarín)

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Exit mobile version