El Gobierno oficializó la compra del nuevo Tango 01 por US$ 22 millones

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
El matrimonio Kirchner llega a Río Gallegos el 17 de marzo de 2006 – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Según publica Clarín Lo hizo mediante una decisión administrativa publicada en el Boletín Oficial. El Gobierno además entregará el viejo avión presidencial. Clarín lo había anticipado hace dos semanas.

Tal como había anticipado este diario hace poco menos de quince días, la Casa Rosada avanzó en la compra del nuevo avión presidencial que reemplazará al viejo Tango 01. El presidente Alberto Fernández terminó de dar el visto bueno y este viernes se publicó en el Boletín Oficial la decisión administrativa con la confirmación de la adquisición.

Mediante la Decisión Administrativa 1212/2022, firmada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía. Sergio Massa, “resulta necesario modificar el presupuesto de la Secretaría General de la Presidencia” y “adecuar el presupuesto de la Jefatura de Gabinete de ministros con el fin de efectuar una adecuada administración de los créditos vigentes”.

Qué avión se comprará

- Publicidad -

Se trata de un Boeing 757-256 por el que el Gobierno deberá desembolsar unos 22 millones de dólares además de la entrega del Tango 01, valuado en unos 3 millones de dólares.

Según explicaron, el Poder Ejecutivo deberá depositar el monto en los próximos días en la cuenta de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), un organismo que depende de Naciones Unidas y que está a cargo de la operación de compra del avión, una aeronave con capacidad para 39 pasajeros con dormitorios y sala de reuniones.

Hace meses que en el Gobierno se debatía si era conveniente avanzar con la adquisición de un avión oficial -durante el gobierno de Cambiemos existió la misma discusión- que, cuando se termine de concretar, se sumará a la flota compuesta por los Tango 04 y 10, que todavía siguen operativos y que la Casa Rosada utiliza para vuelos cortos de cabotaje.

El Tango 01, adquirido en 1992 por Carlos Menem, costó en su momento unos 66 millones de dólares: desde 2016 que está parado y su mantenimiento anual asciende a los 220 mil dólares.

La crisis económica y el ajuste que el Gobierno instrumentó en los últimos tiempos tras el acuerdo sellado con el Fondo Monetario hicieron que el Presidente ordenara frenar el proceso de compra iniciado en la OACI. Pero en estas semanas, Fernández cambió de opinión y habilitó que se apuraran los trámites.

Según publicó Clarín, la decisión se tomó después de la gira por París y Bali en la que el jefe de Estado tuvo el inconveniente médico que lo obligó a internarse en un hospital de Indonesia.

Para ese viaje, al igual que los anteriores, Fernández y la comitiva oficial volaron en un vuelo charter de Aerolíneas Argentinas que estuvo a disposición del mandatario pero que, por ejemplo, no contó con conexión a internet. Es decir, el Presidente y sus colaboradores estuvieron durante más de quince horas desconectados.

Un informe de la Secretaría General de Presidencia, a cargo de Julio Vitobello, resalta que “en la presente administración se llevan erogados unos 4.371.286,36 dólares” por alquiler de aviones para traslados presidenciales.

En ese mismo documento se detallan los riesgos para la seguridad del jefe de Estado y su entorno en vuelos comerciales, y el déficit en la “seguridad médica y electrónica”.

Fue el justificativo que utilizó la semana pasada la Portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, cuando se refirió al tema. “El presidente no viaja en vuelos comerciales porque no lo permite la seguridad de los presidentes y la seguridad internacional”, dijo la funcionaria en su tradicional conferencia de prensa semanal. 

El Boeing 757-256 modelo 2000 que se apresta a comprar el Gobierno es propiedad de de C&L Aviation Group, la empresa que resultó seleccionada por la OACI.

“Es barato con relación a otros aviones buscados para el traslado de jefes de Estado, por lo que permite cumplir todas las misiones requeridas a un costo reducido. El Boeing 757-200 es un avión de excelentes cualidades operativas por su gran velocidad, techo de servicio, autonomía, potencia y fuselaje medio, lo que permite una correcta distribución de los ambientes necesarios para el traslado presidencial”, explicaron fuentes del gobierno vinculadas a la operación. (Clarín)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias