- Publicidad -

El 24 de marzo, solo una excusa para juntar la resaca política donde hasta los mudos hablaron

(Por: Rubén Lasagno) – La movilización del domingo en Buenos Aires concentró, es cierto, una gran cantidad de gente que realmente siente a esta fecha como una reivindicación del “nunca mas”, pero gran parte de esa concurrencia “ideologizada” en realidad no buscaba recordar para olvidar, sino intencionalmente desplegaba un fin político claro y básico: destituir al gobierno Javier Milei, legítimamente elegido por el pueblo que con su voto eyectó del poder al kirchnerismo en su cuarto mandato.

Al kirchnerismo y su adláteres, como la izquierda funcional (PO y sus derivados) no les importa ni el 24 de marzo ni los derechos humanos, la plaza llena funcionó como una “advertencia” al gobierno nacional y la inefable Estela de Carlotto, a quien se le cortó el curro, con la salida de su amiga Cristina Fernández del poder, lo dejó en texto claro: “Milei es un extraño personaje, hagamos algo para que cambie o se vaya rápido”.

Más claro hay que echarle agua sin gas. Estas palabras unidas a los gritos “Milei, basura, vos sos la dictadura”, épicas estrofas a las que le cambian el apellido cuando lo que gobiernan no son ellos, cierran la idea primordial: hacer que el actual gobierno renuncie, se valla; ergo: encender el helicóptero que no le funcionó con Macri y que tampoco le va a funcionar en esta oportunidad, menos aún si a pesar de todo lo criticable que tiene el actual presidente, logra estabilizar la economía y bajar los efectos de narcotráfico, liberado ex profeso por la anterior gestión de Alberto, Sergio y CFK.

Y aunque parezca un desafió, lo que plantean Carlotto, Cristina, La Cámpora y todo el cardumen K, es desesperación. Ellos advierten que, como en el caso de Macri, si acaso Milei logra enderezar la economía del país, ellos no volverán más. Y asisten azorados a esta incomprensible (para ellos) actitud del pueblo que aún inmersos en la peor crisis, subsiste, resiste y da su apoyo a un presidente inédito, que pocos saben a dónde va, pero nadie tiene duda que cualquier cosa será mejor a lo anterior.

Por todo esto, el 24 de marzo fue, como todo lo que hace el kirchnerismo, una máscara de oportunidad simulando ir por un camino, pero transitando por otro; y los innombrables de siempre lo siguen, la izquierda perezosa y cómplice, los sectores prebendarios que perdieron la caja, los Belliboni, los Pérsico o Grabois, que amasaron fortunas lucrando con la pobreza… pero lo bueno es que están solos y así seguirán en tanto a este gobierno al que le desean el fracaso, tenga el sustento del apoyo popular, el mismo que a ellos se les ha terminado.

Entonces, aplicando la observación y el sentido común, podemos despejar la paja del trigo y ver que el único motivo real y concreto del kirchnerismo y la izquierda, nunca fue alinearse sentidamente para recordar con un moño negro, la tragedia que trajo la dictadura militar a la Argentina, solamente es el ataque de pánico que sufren los ladriprogresistas anclado en la pérdida de los privilegio, de las cajas y de los nichos de corrupción que, al menos por cuatro años, no tendrán a mano para nutrirse sin trabajar.

Y la necesidad de utilizar una agenda social para filtrar sus peores instintos, hizo que el domingo 24 de marzo, hablara hasta el mudo, Máximo Kirchner que nunca en la vida podría (ni quiere) enfrentar un micrófono abierto, porque su limitación intelectual, su personalidad timorata y su ignorancia política, lo hace ser tan burdo como lo es físicamente con sus ademanes torpes e inseguros, cada vez que quiere enlazar más de dos palabras desde su banca, trasuntando un discurso viejo, ajado, sepia, sin vivencia experiencial, solo en base al relato que le contaron pero ni siquiera tiene un mínimo atisbo de la viveza que poseía su padre, quien, aunque mentiroso y corrupto, tenía matices que al menos concentraba la atención de sus seguidores.

Concluyendo: el acto del 24 de marzo, como tantas otras fechas caras al sentir nacional, fue utilizado partidariamente como seguramente usarán al 2 de abril, al 25 de mayo, el 9 de julio y así sucesivamente. Pero nunca, sin ninguna duda, existirá una conexión con el hecho que se conmemora, sino con la utilización absurda de las fechas, por una banda a quienes los desconectaron de la billetera, como Albistur que puede seguir comiendo pochoclo esperando la caída del gobierno, pero en soledad o al menos, flanqueado de los mismos ladrones que lloran e insultan en televisión y amenazan en soledad y como el marido de Moria sienten la abstinencia del dinero fácil que hoy pagamos con altos intereses todos los argentinos (Agencia OPI Santa Cruz)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

7 COMENTARIOS

  1. buenoooooooooo, que pasa con los politicosssss , DSE LA OP, NO DISEN NAAAADAAAA , AHORA LA JUBILACIONES SE PAGARAN EN 2 TRAMOSSSSS HDPUTAAAAAAA, KE LES PASA Y LOS SINDICATOSSSSSSSSSS QUE PUTA HASENNNN ,HDPUTAAAAAAAAAA COMRNUDOSSSSSSSS, ESTE HD,PUTA ESTA ECHANDOOO 70. MIL VIEJOS A LA CALLEEEEEEEEEE Y DALE QUE VA , PELUCAAA DALE CON LA LICUADORA Y MOTOSIERRA ., ECHEMOSSSSS ESTE HDPUTAAAAAAAA. NO LO PUSIMOS PARA QUE HAGA ESTA S COSAS, VAMOS ARGENTINAAAAAAAAAAAAAAAA SSS /NOS

    • No , la jubilación de un solo tramo, el bono lo pagan a un par de dias , tranki, vas a cobrar la jubilacion un dia y a los 3 o 4 el bono , hay que leer toda la noticia, si escuchás a Duggan , obvio que te cambia la bocha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí