¿La policía de Chubut podría tener un efecto imitativo de sus pares de Misiones?

(Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut) – La situación policial en la provincia de Misiones encendió las alarmas en algunas provincias argentinas, ante el eventual proceso de imitación que podría tener la conducta de los uniformados, quienes no pueden estar representados sindicalmente y menos aún utilizar uniformes, armas y vehículos de la repartición, para plantear protestas colectivas.

Sin embargo, como hace varios años sucedió en Santa Cruz, hoy en Misiones la policía está con salarios que no superan los 240 mil pesos en los ingresantes solteros y no superan los 650 mil pesos al personal subalterno. Esto y ante la falta de voluntad del gobierno de resolver la cuestión salarial, ha llevado al desencadenamiento de un conflicto que involucra a docentes, judiciales y estatales, lo cual complica la situación social y política en Misiones.

Chubut, una provincia donde la policía cobra un salario que oscila entre los 420 mil y 480 mil pesos, se encuentra empatizando con sus pares misioneros y están intentando que el gobernador Ignacio Torres, ordene un aumento salarial acorde a la inflación nacional y patagónica, la cual se encuentra entre 1 y 1,5 punto sobre la producida por el INDEC.

El gobierno de Chubut ha ofrecido un 15% desglosado en tres etapas del 5%, en mayo, junio y julio, respectivamente. Esto ha sido rechazado de plano por los representantes de la policía y se están apurando gestiones para una nueva reunión que no se las puede llamar “Paritarias”, pero son de acuerdo entre las autoridades provinciales y referentes del área de la Fuerza representado por el Consejo de Bienestar Policial (CoBiPol).

La situación social, luego del joven de 17 años asesinado en Comodoro Rivadavia y una ola de robos que se ha generado en la ciudad petrolera, han levantado una serie de críticas hacia el gobierno en materia de seguridad y desde el Ejecutivo creen que existen intenciones de presionar por parte de la policía, para que el gobierno se enfoque en mejorar la situación salarial del sector, aunque ningún funcionario (hasta ahora) se animó a culpar a la policía de cierta displicencia o “descuido” en su tarea de vigilar, controlar y perseguir la delincuencia.

Por su parte dentro de los cuadros de suboficiales de la policía provincial, existe un malestar evidente con las autoridades de Seguridad, por la falta de logística, elementos de trabajo, vehículos, combustible y sobrecarga horaria que de alguna manera resiente la seguridad ciudadana y la población carga contra los efectivos en la calle, por las falencias de tipo político que ocurren en el gobierno de Torres.

Las fuentes de la Fuerza que OPI ha consultado, reconocen que existe empatía con los pares de Misiones  y no descartan el efecto imitativo, si el Ejecutivo provincial, al igual que el de la provincia del norte, hace caso omiso a los requerimientos de la policía y/o si los jerárquicos de la policía provincial no asumen su papel en defensa de los cuadros subalternos, que no tienen ningún tipo de posibilidad de negociar mano a mano con el gobierno de Chubut, si no es a través del Consejo, cuya fuerza de negociación también es limitada.

Desde el área de Seguridad de la provincia, temen que el conflicto pueda escalar y se encuentre incentivado por una respuesta similar en otras provincias, donde se han activado conversaciones que hasta hace unos días no se habían iniciado, entre el sector político y el policial; un hecho que no se descarta, es el efecto imitativo en la provincia de Santa Cruz, donde existe un malestar de fondo en la Fuerza, también por las desigualdades salariales, sueldos por debajo de la línea de pobreza y recarga horaria de los efectivos para poder compensar el desfasaje salarial. (Agencia OPI Chubut)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí