Ajuste a lo Milei pero en Santa Cruz. Como los municipios no pagan a la CSS, el gobierno quitó 6.500 medicaciones del vademécum y abandonó a los jubilados a su suerte

El gobierno provincial tomó una decisión salomónica: decidió dar de baja 6.500 medicamentos del Vademécum de la Caja de Servicios Sociales, dejando a los trabajadores de menos ingresos y a los jubilados de Santa Cruz en una situación de total desamparo ante los problemas de salud y especialmente de los tratamientos por enfermedades crónicas.

La medida, que ni siquiera se animó a tomar Javier Milei con los jubilados del PAMI, según los dichos del presidente de la Caja de Servicios Sociales Sergio Soruco, responde “a una adecuación del Vademécum de medicamentos subsidiados por la Obra Social de la provincia”. Dijo que “se dieron de baja a medicamentos ya dados de baja en el manual del farmacéutico, eliminando prestaciones no adecuadas para el sistema ambulatorio o asociaciones cuyo objetivo clínico ya se encuentra cubierto por otros principios activos”. Tras esto, que en política se llama “falacia argumentativa”, el funcionario pretende confundir con un palabrerío impropio, a la gente quien lo único cierto es que, lo que hasta ayer pagaba en las farmacias con descuentos de la CSS, hoy debe pagarlo de manera total privada, particular y completo, de su bolsillo.

La explicación es mucho más sencilla y clara: el gran déficit que tiene la CSS, ante la falta de pago de los municipios  y los malos manejos administrativos (léase corrupción), el actual gobierno provincial “lo reparte equitativamente” entre todos los afiliados.

El ajuste sobre los que menos tienen

En pocas palabras lo que está haciendo el gobernador Claudio Vidal en la Caja de Servicios Sociales, es producir un ajuste fenomenal y hace pagar el mismo a los trabajadores de menos recursos de la Administración Pública provincial, donde más de un 45% está por debajo de la línea de pobreza y a los jubilados que cobran magros haberes y no pueden comprar los medicamentos para sostener sus enfermedades crónicas.

En declaraciones a un medio de Río Gallegos, Claudio Vidal, refiriéndose a la administración kirchnerista dijo “Dejaron en terapia intensiva a la Caja de Servicios Sociales”. Siguiendo la metáfora, podríamos decir que él (Claudio Vidal), con esta medida, les puso la lápida a los afiliados.

El presidente de la Caja de Servicios Sociales Sergio Soruco
El presidente de la Caja de Servicios Sociales Sergio Soruco

Renegando por la corrupción K, señaló “Por eso nuestra responsabilidad y prudencia en el gasto. Por eso nuestra obsesión por volver a ordenar las cuentas, controlar cada peso; porque quiero sacar adelante a Santa Cruz. No vine a perder el tiempo, a hacer más de lo mismo, a dejar las cosas como están o a salvarme solo. Vine a contribuir, a cambiar la historia. Nos salvamos todos, o ninguno. Estoy convencido de que lo haremos juntos, y lo haremos trabajando“.

Vidal es igual a Milei, con el agregado que como carece de conocimientos en economía y administración, está a las puertas de producir un desastre entre el universo de jubilados y afiliados que tiene la CSS a los cuales les ha retirado 6.500 medicamentos, que deben pagar de su bolsillo si quieren seguir con sus tratamientos. Cualquier remedio hoy cuesta entre 30 y 100 mil pesos o más; un jubilado cobra $ 220.000,00.

En vez de exigirle a los intendentes que paguen lo que deben, en vez de denunciar penalmente a los últimos tres, cuatro o cinco Presidentes de la CSS y a la ex gobernadora Alicia Kirchner, por todos los delitos que se le ocurra y son muchos, Claudio Vidal encontró el camino más corto, el atajo más fácil: le carga a los que menos tienen, el ajuste para cubrir el déficit que no quiere pagar.

Y todo eso ante la inacción de los gremios, que están preocupados por lo que hace Milei a nivel nacional, pero no advierten lo que sucede en Santa Cruz

La desafortunada frase de Vidal “Nos salvamos todos o ninguno”, es de una chabacanería magistral, de un populismo absoluto y una mentira rayana en la excecrabilidad que un gobernador debería borrar de su vocabulario. Sin duda el señor Gobernador y quienes lo acompañan, se van a salvar, pero quitándole la medicación a los jubilados y a los empleados públicos que no llegan a fin de mes, los que no van a llegar son ellos, precisamente.

Un directivo docente aporta mensualmente a la CSS la suma de $ 97.700,00; un docente jubilado aporta $ 76.400,00 y un empleado público alrededor de $ 47.000,00. ¿Dónde va la plata que recauda el gobierno para la CSS?. Obvio, si los municipios no pagan, se entiende el déficit de alrededor de 2.500 millones de pesos mensuales que tiene la Obra Social de la provincia.

Y si algo faltaba en este cuadro surrealista de los mentirosos y demagogos que discursean por un lado y hacen exactamente lo contrario por el otro, el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, se reunió con los representantes de los pasivos de la Caja de Servicios Sociales, preocupado por el impacto negativo que tendrá la medida tomada por el gobierno, en todos los afiliados.

Lo que debería preocupar a Pablo Grasso, en vez de repartir solidaridad “de palabra” y usando políticamente la necesidad de la gente, es regularizar la deuda del municipio con la Obra Social de la provincia y pagar lo que corresponde y debe y que rigurosamente le descuenta a cada unos de los 4.500 empleados que tiene el sobredimensionado municipio; todo, claro, con el silencio estruendoso del SOEM, que nada reclama ni cuestiona.

Y así, entre politiqueros y politiquería, el gobernador Claudio Vidal ajusta de forma casi inhumana a los menos protegidos del tejido social santacruceño: los trabajadores que están por debajo de la línea de pobreza y los jubilados provinciales. A ellos les quitó 6.500 medicamentos que ya no pueden comprar porque la CSS decidió que desde ahora, si lo necesitan, se lo paguen con su propia plata que es poca, porque también el gobierno provincial, mantiene los salarios y las jubilaciones en la miseria. Como mínimo se espera que concejales y diputados interpongan los Amparos correspondientes. (Agencia OPI Santa Cruz)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

9 COMENTARIOS

  1. Señores, esto es muy claro: SANTA CRUZ NO TIENE POLÍTICAS SANITARIAS;
    Esta todo en manos de improvisados que creen firmemente que esto se maneja con planillas y estadísticas;
    NI EN MINISTERIO NI EN CSS TIENEN LA MAS REMOTA IDEA DE LO “HACEN”;
    ESTA ” GENTE NUEVA” SON EN REALIDAD VIEJOS RECICLADOS K ( ALGUNOS ULTRA K, COMO MALUMA), !!!
    Sigan haciendo sus negociados ( TRILLARD, KUSTICH, ): la salud sigue a la deriva…., total ellos se atienden con osde…….

    SOLO UN NECIO PUEDE ESPERAR MEJORAS O CAMBIOS POSITIVOS CON LAS MISMAS “RECETAS”.-

  2. A esto, hay que sumarle que desde enero del corriente año se debita por adherentes, hijo, un porcentaje mayor por la caja para que ahora no le cubra ni la Vitamina D que anualmente prescriben los pediatras por razones obvias. Ahora bien, como las asignaciones familiares por ley se abona a las mamás, adivinen a quienes se les descuenta por adherente? a las mamás!!!! Entonces, aumentaron la asignación por hijo a 21 mil, desde hace un par de meses y desde enero vienen descontando aproximadamente el mismo monto por adherente. Claramente, es una medida que perjudica mayoritariamente a las empleadas. Uno puede comprender la necesidad de ajuste y de ordenar las cuentas, pero la ausencia de sentido común y timing político en ajustar en un tema que es sensible y un derecho que tiene que ver con el derecho a la salud, a la vida misma cando Vidal paga sueldos de miserias, realmente es INCREIBLE: Acá lo que hay que hacer es sentar a todos los intendentes y generar acuerdos para que abonen deudas y paguen los aportes que descuentan y no pagan. Lo unico que van a lograr con esta medida es que les lluevan los amparos.

  3. ¿El ajuste que hizo el Sr. Vidal a los afiliados obligados a la CSS es solamente en medicamentos? O también ajustó en los aviones sanitarios que vaya a saber para que los usan.
    Si no cabe duda de que si al afiliado le recortan los medicamentos difícilmente se puede creer que le vayan a autorizar una derivación en avión sanitario, los que usan, seguramente, para uso político.

  4. Lo que pasa que lo que se ahorra en esto se gasta en atender a la casta ganadera, se hace el héroe cuando los estancieros son los encargados de su personal, cuanto nos sale el traslado de forraje o lo pagan ellos de su bolsillo, peronchos siempre gobernaron para los ricos

  5. Los medicamentos para enfermedades psiquiatricas, fuera de vademecum. Medicamentos para cardiacos fuera de vademecum. Son enfermedades cronicas y que no solo afectan a los jubilados sino tambien a afiliados activos. No veo un reclamo serio por parte de los gremios, ni de la oposicion politica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí