Construcción: el Gobierno recriminó al sector por “subas desmedidas” y pidió que los precios no avancen más de 29%

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
El ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas – Foto: Telam

Por: María Julieta Rumi

Según publica La Nación El Gobierno se reunió hoy con representantes de sindicatos, cámaras y empresas de la construcción en el marco del acuerdo de precios y salarios y les pidió que ajusten los precios “a la nueva realidad del mercado”, de manera que las actualizaciones no pongan en riesgo la proyección de inflación del Gobierno del 29% y esto incluye a los acuerdos paritarios.

Según asistentes al encuentro consultados por LA NACION, este fue el eje de los mensajes y también hubo recriminaciones por aumentos en algunos insumos por encima del 70%.

“Queremos generar mecanismos de coordinación y lograr acuerdos que permitan que esta industria tan importante tenga un año de recuperación, de crecimiento. Queremos que sea el puntal de la recuperación que está en curso en la Argentina y, al mismo tiempo, que esto se pueda realizar en un contexto en donde los precios acompañen y donde los salarios puedan ganarle a la inflación”, explicó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, durante la apertura de la mesa sectorial.

- Publicidad -

En este sentido, convocó a “discutir con seriedad dónde están las dificultades, porque en algunos insumos hemos visto subas desmedidas, realmente injustificadas, que las queremos discutir sin buscar culpables, sino para encontrar soluciones entre todos”.

Sobre este punto, un referente del sector que participó del encuentro dijo que las subas pueden tener distintas explicaciones. Una de ellas es que, en algunos lugares del país donde escasea un insumo, como puede ser el acero, “hay quienes lo venden a dólar billete cuando las empresas lo venden a dólar oficial”.

“Esto puede ser porque un intermediario busca cubrirse ante el futuro o por una cuestión de oferta y demanda en la que pone el precio que quiere. Una forma de solucionarlo es con más oferta o habilitando un canal de distribución distinto”, opinó.

Otra razón que justificaría los aumentos es el encarecimiento de algunos procesos productivos por mayores protocolos y la suba de los valores internacionales de los insumos.

“No se habló de inspecciones o de caerles con el peso de la ley a los que están cobrando lo que no tienen que cobrar, sino que se trata de ver los problemas y encontrarles una solución”, dijo el empresario, que pidió no ser mencionado.

Además de “evitar que aumentos excesivos repercutan en los números de la inflación”, la preocupación del Gobierno también se debe a que el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat está reactivando la construcción de 55.000 viviendas, a las que se suman otras 120.000 que se van a empezar a ejecutar. “Esto nos demuestra que tendremos una demanda importante de materiales y empleo, y el objetivo de estos encuentros también es coordinar que esto se concrete”, dijo el titular de la cartera Jorge Ferraresi.

En tanto, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, dijo que están “abiertos a recibir toda la información sobre los aumentos de precios para alcanzar un acuerdo y repensar este año sobre la proyección que viene haciendo el Gobierno vinculada a los costos de producción, y no con las expectativas que vemos desancladas, ni con la dolarización de los insumos que muchas veces no tiene que ver con la estructura de costos de las empresas”.

“Esperamos llegar a los acuerdos de precios necesarios que estamos trabajando con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat para la construcción de viviendas, y también les pido que hagamos un esfuerzo para la actualización de Precios Cuidados de la Construcción, porque nos permite ser una referencia para quienes consumen de manera individual y privada”, añadió.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Iván Szczech, destacó que la mesa es un buen ejemplo de trabajo conjunto entre el sector público, el privado y los trabajadores para lograr soluciones en el marco de crecimiento de la industria y de mucha demanda con oferta restringida. “Todos tenemos que aportar ideas para que esto fluya de manera natural y para que la Argentina se pueda desarrollar y generar puestos de trabajo con todo lo que eso implica”, aseguró, y adelantó que los volverán a convocar en un plazo de 10 días.

Además de Camarco, por el sector privado, asistieron representantes de Aluar, Loma Negra, Alba, Acindar, Aceralma, Orlandi, Rogiro Aceros, Curia, Saint Gobain, Weber, Comercial CMP, Sinteplast, Sherwin Williams, Cemento Portland, Distribuidora Rach, Cemento Avellaneda, Easy, Sodimac, IMSA Cables, Anacon, Holcim, Grupo Serin, Sidergroup, Ternium Argentina, Venier, Grupo Disal y Herpaco.

También estuvieron presentes directivos de la Cámara de Ladrillo Hueco y Cerámica y la Cámara de Corralones Unidos Afines y hubo representantes de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), la Federación Obrera Ceramista de la República Argentina (Focra) y de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (Uolra). (La Nación)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias