El Gobierno complicó su financiamiento y temen que deba recurrir a más emisión monetaria

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
Banco Central - Foto: Marcos Brindicci

Según publica La Nación En un primer tropiezo, el Gobierno sólo renovó apenas 65% de lo que vence; el Tesoro quedó $78.000 millones abajo de las necesidades que tendrá en dos días y se teme que vuelva a pedir asistencia al BCRA.

Por: Javier Blanco

El Gobierno captó del mercado local hoy otros $146.345 millones, una cifra exigua si se considera que en la semana en curso enfrenta un vencimiento por $224.000 millones.

Esto acrecienta el temor a que el faltante de unos $78.000 millones deba cubrirse con una nueva transferencia del Banco Central (BCRA) fondeada en emisión monetaria, un recurso del que ha hecho uso y abuso durante los últimos 45 días al solicitar $270.000 millones en cuatro envíos.

- Publicidad -

El dato llamó la atención porque la Secretaría de Finanzas había vuelto a apelar mayoritariamente a instrumentos que dan cobertura contra la inflación y la devaluación del peso -algo que no hacía desde mayo- para tratar de captar unos $233.000 millones.

Aunque los papeles que otorgaban alguna “garantía” fueron los más demandados (los bonos dollar-linked juntaron el 30% y los atados a la inflación el 54% del total conseguido) no sólo no logró captar lo que buscaba sino que -además- debió conformarse con refinanciar apenas el 65% del abultado vencimiento que enfrentará este jueves.

La primera licitación de agosto (sobre tres programadas) confirmó los temores del mercado respecto de los problemas que el Gobierno puede enfrentar en los próximos meses no sólo para refinanciar los casi $800.000 millones que le vencen antes del comicio de término medio sino para captar fondos extras que le permitan evitar tener que recurrir a la maquinita del BCRA, algo que se dificulta por la explosión de gasto público con fines electorales.

La estimación es que debería conseguir un ratio de financiamiento promedio del 127% para no forzar al extremo la emisión monetaria y hoy se podría decir que quedó a mitad de camino de eso.

“Complicada la licitación de hoy, aunque todavía quedan dos más. Ya empezó el segundo semestre y el mercado toma nota. Finanzas tendrá que ser más ingenioso en las próximas licitaciones para minimizar el financiamiento monetario del déficit”, advirtió el economista Juan Ignacio Paolichi, de la Consultora Empiria.

“Es una muy mala licitación a pesar de variedad de instrumentos ofrecidos. Muy bajos los montos ofertados y muy por debajo de las expectativas”, juzgaron desde la consultora GRA, dirigida por el economista Gabriel Rubinstein.

“Floja licitación la de hoy. No emitir instrumentos con un plazo más corto tuvo su costo. Quedamos con tasas cortas recontra bajas y seguramente deberán emitir más pesos para compensar. Desafiante”, coincidió el economista Francisco Mattig.

Las ofertas del Gobierno

En la subasta el Gobierno ofreció al mercado siete instrumentos de deuda: cinco con aditivos, y dos en pesos y a tasa pura. La respuesta llegó en 1032 ofertas por un total $157.777 millones, lo que se tradujo en el total $146.345 millones de efectivo.

En total colocó $102.266 millones en papeles en pesos a tasa pura o con ajuste por CER y otros US$456 millones ($44.076 millones al cambio actual) en otros ajustable por la variación que registre el dólar oficial desde ahora y hasta abril y noviembre del año que viene.

Según el detalle informado, tomó $24.808 millones con una Letra del Tesoro ajustada por inflación (Lecer) colocada y por vencer el 28 de febrero que pagará una tasa del 2,61% sobre el ajuste del CER; $46.026 millones más con otro instrumento igual pero a vencer cinco meses más tarde (el 29 de julio del 2022) y que paga tasa del 2,85%, y otros $3413 con un bono ajustada por CER (Boncer) a caducar el 25 de marzo de 2023 y que pagará una tasa del 3,97% sobre inflación.

A eso se suman otros $15.785 millones captados con una Letra del Tesoro tasa Badlar privada más 200 puntos, por vencer el 3 de abril de 2022 y por la que pagó una tasa del 41,75% anual; y otros $6383 millones conseguido con otra Letra similar (Badlar privada más 5,25%), pero por vencer el 3 de febrero 2023 y por la que pagará una tasa del 42,18% nominal anual.

Por último, adjudicó US$249 millones en un bono ligado al dólar 0,10% que vence el 29 de abril del 2022 y otros US$208 millones en otro igual (+0,20%) a caducar el 30 de noviembre del año.

Desde el Ministerio de Economía valoraron la extensión de plazos lograda. “Se ofrecieron títulos con vencimientos en 2022 y 2023, lo que permite descomprimir el perfil de deuda pública”, apuntaron. Y puntualizaron además que en lo que va del año, “el Tesoro Nacional acumula un financiamiento neto de $311.431 millones, alcanzando así un roll-over del 116%”, en un comunicado. (La Nación)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias