Cristina Kirchner mantiene su agenda en el Senado y avanza con la ley de consulta popular con foco en la Corte Suprema

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
La vicepresidenta Cristina Kirchner habló durante 50 minutos esta tarde en Ensenada - Foto: Twitter

Según publica Clarín El proyecto impulsado por Oscar Parrilli permite convocar a una compulsa junto a una elección nacional.

Por: Gustavo Berón

En medio de la crisis económica y con un tenso frente interno con Alberto Fernández, Cristina Kirchner mantiene su agenda en el Senado y avanza con el proyecto de reforma de la ley de Consulta Popular, mediante el cual buscará un atajo para su plan de llevar de 5 a 25 la cantidad de miembros de la Corte Suprema de Justicia.

Al menos así se desprende de la agenda anunciada por la Cámara alta para después del receso invernal y en la que se destaca la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales que fue convocada para el próximo 3 de agosto, a las 16, con el fin de retomar el tratamiento del proyecto impulsado por Oscar Parrilli.

- Publicidad -

Esta es una de las pocas reuniones que hasta ahora están confirmadas en la agenda del Senado para la primera semana de agosto. Sí están confirmado que los asesores de los senadores tratarán el proyecto que amplía el alcance de la ley a la Nanotecnología, que tiene media sanción de Diputados, y la comisión de Justicia y Asuntos Penales fue citada para tratar un proyecto del Gobierno que modifica la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad.

La propuesta de Parrilli para flexibilizar los requisitos y las mayorías parlamentarias establecidos en la ley de Consulta Popular vinculante y no vinculante fue presentada en noviembre de 2021, cuando el kirchnerismo ya se preparaba para quedar sin mayoría propia en el Senado, y comenzó a ser tratada el 8 de junio pasado cuando el senador fundamentó su idea. Este proyecto se sumó a otro de la ultra K Juliana Di Tullio y, en julio, se agregó una nueva iniciativa impulsada por el jujeño Guillermo Snopek.

El debate en comisión había pasado a un cuarto intermedio aunque la intención de Parrilli era tratar el tema en dos reuniones y emitir dictamen para llevarlo al recinto. Casi el mismo modus operandi que el empleado cuando se presentó el proyecto de reforma de la Corte rubricado por un grupo de gobernadores que se terminó por frustrar ante la imposibilidad del oficialismo de reunir los votos para darle la media sanción.

En esta oportunidad, desde el Frente de Todos no se arriesgaron a confirmar que tienen el respaldo necesario para darle media sanción a la propuesta, ya que no es seguro que cuente con el acompañamiento de Adolfo Rodríguez Saá, que en la discusión por la reforma de la Corte se negó a ir con el kirchnerismo y lo dejó sin sesión para tratar el tema. Tampoco está definido que harán Marcelo Lewandowski y la riojana Clara Vega, quienes también expresaron sus diferencias con la idea de llevar a 25 miembros al máximo tribunal.

El rionegrino Alberto Weretilneck, que es secretario de la Comisión de Asuntos Constitucionales, aún no parece tener una posición fijada frente al proyecto impulsado por Parrilli y desde su despacho dijeron que el senador está concentrado en los temas de Río Negro. El ex gobernador, en un primer turno, también rechazó el proyecto del oficialismo para ampliar la Corte y mantuvo su propuesta de elevar a 16 la cantidad de miembros del tribunal.

En consecuencia, el oficialismo no estaría en condiciones de conseguir el quórum, ya que el bloque del FdT tiene 35 senadores y hasta ahora podría sumar a la misionera Magdalena Solari Quintana, del Frente Renovador de la Concordia.

Sin embargo, tampoco está precisa la posición de Juntos por el Cambio, que tenían previsto reunirse esta semana para analizar la propuesta del oficialismo. En principio habían dejado trascender que no acompañarían porque entienden que el kirchnerismo busca esta reforma para sacar la ampliación de la Corte. Pero el carácter de la iniciativa genera dudas en la coalición opositora, ya que una reforma de la ley de Consulta Popular también le podría resultar favorable frente a las aspiraciones presidencialistas de cara a 2023.

Lo que persigue el kirchnerismo al modificar esta ley es generar las condiciones que permitan convocar a una consulta popular en simultáneo a las elecciones, lo que garantizaría una mayor concurrencia por el voto obligatorio.

Otro de los puntos como ya informó Clarín es que la ley actual sancionada en 2001 exige la mayoría absoluta de los presentes, mientras que el proyecto de Parrilli establece que se puede llamar a una consulta vinculante con mayoría simple en ambas cámaras.

Además, la propuesta sólo exceptúa de los temas que pueden quedar sometidos a consulta popular vinculante aquellos vinculados a una reforma a la Constitución, los tratados internacionales, tributos, el Presupuesto y leyes en materia penal.

El proyecto de Snopek, a diferencia del impulsado por Parrilli, da mayores precisiones. Por ejemplo, disminuye la cantidad de distritos electorales necesarios para el cómputo del porcentaje de firmas necesarias para presentar una iniciativa popular de 6 a 3 distritos.

Además rebaja de 1,5 % a un 0,8 % del padrón electoral el porcentaje para alcanzar la equidad en la representación territorial, y se establece la exigencia de que las adhesiones provenientes de cada distrito electoral deberán representar por lo menos el (0,3%) de los padrones electorales de cada uno de ellos. (Clarín)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

Más noticias