Jubilados: el bono de $ 6.000 se pagará durante la segunda quincena de este mes

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
Abrirán los bancos este fin de semana por las largas filas para pagar jubilaciones y planes sociales

Según publica Clarín Habrá un calendario de pago complementario a las fechas habituales de pago.

Mañana, lunes, el Presidente Alberto Fernández anunciará el pago del bono $ 6.000 para jubilados y pensionados que ganan el haber mínimo o menos. La medida se efectivizará durante la segunda quincena de abril.

También se conocerá el “calendario de pagos complementario” de la ANSeS con las fechas de pago del bono según el número de terminación del DNI del jubilado o pensionado  ya que el viernes pasado arrancaron los pagos de los haberes corrientes de abril que se liquidaron antes que se tomara la decisión de otorgar el bono.

Ahora, ANSeS deberá girar el dinero a los bancos y centros de pagos para efectivizar la medida que comprende a unos 5 millones de jubilados y pensiones que ganan el haber mínimo o menos. Son unos $ 30.000 millones.

- Publicidad -

El pago extra busca compensar la pérdida de poder adquisitivo de un sector de jubilados y pensionados debido a que la inflación le está ganando a los aumentos que reciben los jubilados mediante la fórmula de movilidad. Eso pasa porque esa fórmula – que combina salarios con recaudación- no tiene una clausula de garantía o compensación automática frente a la inflación.

Además, como no se integran al haber, los bonos pueden compensar a un sector de jubilados  el alza de precios del momento o mes en que se cobran pero, como son por única vez, al mes y meses siguientes el ingreso total del jubilado vuelve al nivel pre-bono y los nuevos aumentos no se toman en cuenta para los futuros incrementos. De esta manera, continúa la pérdida jubilatoria.

En tanto, los que no cobran el bono – unos 3,4 millones de jubilados y pensionados- no tienen ninguna compensación y absorben con una baja en términos reales de sus haberes la pérdida completa ante la inflación.

Por otro lado, dado los altos niveles de inflación que se perfila para este mes de abril, en mayo debería otorgarse otro bono ya que el próximo aumento según la fórmula de movilidad es en junio. De lo contrario, en mayo esos jubilados y pensionados cobrarán menos que en abril.

El pago del bono abarca a unos 5 millones de jubilados y pensionados (sobre 8,4 millones de todo el sistema), incluyendo las pensiones no contributivas y la PUAM que perciben el 70 y 80% del haber mínimo, respectivamente.

Los que cobran el haber mínimo, que hoy es de $ 32.630, percibirán durante abril $ 38.630.

Los que ganan entre $ 32.630 y $ 38.630, percibirán un bono hasta alcanzar los $ 38.630. Por ejemplo, quien tiene un haber de $ 34.000, recibirá un bono por $ 4.630, para no quedar por debajo de los que ganan el haber mínimo.

El mismo procedimiento se aplicó cuando se otorgaron bonos en 2020 y 2021.

El primer aumento trimestral de las jubilaciones, pensiones y prestaciones de 2022 fue del 12,28% para el período marzo-mayo. Y los datos de inflación de marzo, que podrían ubicarse en torno del 5,5%, son superiores al 4,7% de febrero y 3,9% de enero.

Además, los alimentos básicos- que en mayor proporción consumen las personas y familias de bajos ingresos- habrían aumentado entre un 18 y 20% en el primer trimestre.

A diferencia de 2020 y 2021, cuando no existía el acuerdo con el FMI, este año explícitamente el Fondo ha señalado su disconformidad con el otorgamiento de ese tipo de bonos.

El informe del pasado 25 de marzo del staff del FMI dice: “Los aumentos previsionales seguirán determinados por la fórmula de movilidad …..( pero) deben evitarse las subas discrecionales de las jubilaciones y pensiones, ya que pueden socavar las metas fiscales y la sostenibilidad del sistema”.

Los aumentos discrecionales o por fuera de los que surgen de la fórmula de movilidad son los bonos que el Gobierno fue otorgando en estos 2 años para compensar solo a los de haberes más bajos las pérdidas ante la mayor inflación.

Luego de la fuerte caída del poder adquisitivo previsional entre septiembre de 2017 y diciembre 2019 del 19,5%, con los aumentos diferenciados por decreto de 2020 ( de entre el 24,3 y 35,3%) hubo una caída adicional para los haberes medios y más altos de hasta el 8,9%.

Tanto en 2020 como en 2021, por el retraso frente a la inflación, el Gobierno otorgó bonos sólo a las jubilaciones y pensiones más bajas, que no se integraron a los haberes, mientras el resto sigue cargando el deterioro pleno que arrancó en septiembre de 2017. (Clarín)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias