- Publicidad -

El Gobierno espera inversiones por US$40.000 millones hasta 2026 por la flexibilización del cepo a petroleras

El presidente Alberto Fernández junto al Ministro de economía Martín Guzmán - Foto: NA

Según publica La Nación Según fuentes oficiales, también se espera aumentar las exportaciones en US$18.000 millones en ese plazo; las empresas no podrán usar los dólares libres para el pago de importaciones y deberán liquidar las exportaciones al tipo de cambio oficial.

Por: Sofía Diamante

El Gobierno ultima los detalles del decreto que flexibilizará el cepo cambiario a las empresas que incrementen su producción de petróleo y gas. Según fuentes oficiales, su publicación en el Boletín Oficial es “inminente” y podría salir mañana o el lunes. Para el Ministerio de Economía, la normativa tiene dos objetivos: aumentar la producción y acumular reservas en el Banco Central a través de mayores exportaciones. De hecho, según las proyecciones oficiales, desde la implementación del decreto hasta 2026 se esperan inversiones por US$40.000 millones, que a su vez permitirán incrementar las exportaciones por US$18.000 millones.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció esta semana los nuevos beneficios para el sector en un acto realizado en Casa Rosado, junto con el Presidente, empresarios y referentes sindicales. Las empresas podrán acceder a dólares por un monto que equivale al 30% de la producción incremental que se logre de gas con respecto a lo producido en 2021 y por el 20% adicional de la producción de petróleo.

La normativa tiene dos particularidades, que ya generaron sorpresa entre los analistas. En primer lugar, el acceso al mercado de cambios será para conceptos muy específicos, como pagos de deudas comerciales o financieras, el giro de utilidades y dividendos, y la repatriación de inversiones. Es decir, no se podrá adquirir importaciones, como advirtió la analista en reglamentaciones Jimena Vega Olmos, socia de Martínez de Hoz & Rueda.

En el Gobierno indican que “en el canal para importar no hay ninguna limitación” y que por eso “a las empresas no les conviene” utilizar los dólares para ese fin, pese a que en los últimos meses, una de las principales quejas del sector privado son las restricciones a las importaciones.

La otra curiosidad es que las empresas no podrán usar libremente las divisas que generen por las exportaciones que realicen, sino que las deberán liquidar al tipo de cambio oficial como cualquier otra compañía que no es del sector. Una vez que la Secretaría de Energía verifique que la petrolera cumplió con todos los requisitos, se le dará el certificado de acceso al mercado cambiario para que vaya al Banco Central a comprar los dólares. En una economía con tanta inflación y devaluación del 3% mensual, la petrolera perderá poder de compra.

Dentro del diseño del decreto trabajaron, además de Guzmán, el representante del Ministerio de Economía en el directorio de YPF y hombre cercano del ministro, Demian Panigo, el flamante secretario de Comercio Interior, Guillermo Hang, y parte del equipo de Desarrollo Productivo. De hecho, fuentes oficiales destacan los incentivos que tiene la normativa para trabajar con proveedores locales y para invertir más en producciones con valor agregado.

“Dada la necesidad de generar más divisas y más inversión, vamos a crear un acceso diferencial de divisas para la producción incremental de hidrocarburos, que se cristalizará con un decreto presidencial”, dijo Guzmán esta semana.

En lo que se refiere a los temas cambiarios, el decreto es muy similar al proyecto de ley de Promoción de Inversiones de Hidrocarburos, que el Gobierno presentó el 15 de septiembre pasado, pero que todavía no se pudo tratar en el Congreso por falta de apoyo de la oposición y del mismo oficialismo. Ante el cambio de contexto internacional, en el cual se dispararon los precios del gas, el Ministerio de Economía decidió avanzar con parte de la normativa que estaba diseñada para motorizar las inversiones en el sector y aumentar la producción.

En la norma se define como producción (inyección) incremental de petróleo (o gas natural) a la diferencia entre la producción efectiva de los últimos 12 meses y la línea base definida como el volumen obtenido por cada empresa en 2021. Luego, se establece como volumen de producción incremental beneficiado (VPIB) y volumen de inyección incremental beneficiado (VIIB) al 20% de la producción incremental de crudo y al 30% de la producción incremental de gas natural que haya obtenido cada beneficiario”, explicó el Ministerio de Economía.

Además, se obtendrán porcentajes adicionales “por la cobertura del mercado interno, la reversión del declino técnico, la producción incremental en pozos de baja productividad, la contratación de empresas locales de servicios especiales y la inversión”. (La Nación)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí