- Publicidad -

Ana María Iani con 12 años en la función pública y 4 por delante, no se ocupó de YCRT y ahora se preocupa por la “desinversión”, demostrando que la vergüenza es su gran deuda pendiente

(Por: Rubén Lasagno) – Para entrar de lleno a esta columna, quiero repasar dos definiciones claves:

El arrepentimiento, es el pesar que una persona siente por algo que ha hecho, dicho o dejado de hacer

El victimista es quien se disfraza de víctima para culpar a los demás.

Te puede interesar: Las pruebas de que el documento que le entregó Vidal a Milei es trucho e incompleto, surge del informe situacional del ramal ferroviario de YCRT, Río Turbio – Punta Loyola

El arrepentimiento de un victimista constituye, por lo tanto, la actitud de una persona que sintiéndose responsable de una situación que tuvo la posibilidad de haber manejado a tiempo para lograr revertir las consecuencias, hoy no puede remediar y elige ponerse del lado de las víctimas, logrando una falsa empatía, solo a los fines de encubrir su propia irresponsabilidad y para lograrlo, culpa a otros.

Esto acaba de hacer la diputada nacional Ana María Ianni, en una nota realizada en el diario Tiempo Sur, donde dan cuenta de una reunión de la legisladora con una serie de representantes gremiales patagónicos y dirigentes de ATE Río Turbio, apuntando en la nota el objetivo “de poner de relieve el trabajo que se lleva adelante en la denominada Cuenca Carbonífera y desmentir los dichos surgidos desde el seno del Poder Ejecutivo”, indica el artículo donde se afirma que presentaron informes respecto de la explotación de la mina de carbón y la provisión del mineral para el funcionamiento de la usina 240 con el fin de abastecer el interconectado.

También se mostraron preocupados ante la posibilidad del cierre de la empresa y la continuidad laboral de miles de familias de Río Turbio y de 28 de Noviembre, pueblos ligados directamente al funcionamiento de la mina carbonífera”, señala la nota de Tiempo Sur atacando los dichos de Adorni remarcando los mismos como “una serie de mentiras en relación con sus gastos y producción, mostrando un total desconocimiento a la hora de informar a la prensa. Y sobre todo, cuando sostuvieron que la empresa no es productiva desde hace muchos años”.

Y llegamos al punto donde al referirse a la anfitriona de los sindicalistas en el Congreso, dice:

La diputada Ianni, quien durante el gobierno de Mauricio Macri fue una de las principales defensoras del yacimiento, sostuvo que “es poco serio lo del Gobierno Nacional que, sin ponerse a investigar, intenta demonizar el trabajo de miles de trabajadores que a diario ponen sus vidas en riesgo para extraer el carbón. Debería estar pensando en cómo seguir invirtiendo para generar ganancias, en vez de atemorizar a las familias con la amenaza del cierre de la empresa“.

El pudor es una actitud que se conforma con el recato, la modestia, la honestidad y la vergüenza de una persona. La diputada Ianni carece de pudor al hablar y opinar, como si la historia hubiera comenzado con Macri y luego de ponerse en pausa 4 años, se hubiera reiniciado con MIlei.

Dice Ianni que este gobierno, sin investigar pretende demonizar el trabajo de miles de trabajadores; no, quien demonizó a esos trabajadores fue el propio Frente para la Victoria, su partido y precisamente si la decisión del presidente es no continuar con la empresa a cargo del Estado, es por el desastre, el robo y la corrupción que atravesó tanto al yacimiento como a la Usina de 240 Mw que después de 12 años sigue sin producir energía y el yacimiento sin sacar carbón.

Quienes llevaron a YCRT a estas lamentables condiciones de liquidación, fueron sus pares del kirchnerismo y ella misma, quien por tantos años usufructuando la beca política, como vamos a detallar a continuación, no hicieron absolutamente nada para blindar a la empresa y no permitir que otro gobierno, le pusiera freno a este desastre.

Claro, la respuesta que encontramos quienes analizamos sin apasionamiento el “modelo K”, es que ellos (incluida la diputada Ianni) nunca pensaron que dejarían el poder. Ese fue el gran error, creer que iban a eternizarse en el gobierno y más allá de cambiar los apellidos, el ladripopulismo, proseguiría en el poder, aún con algunos matices, pero no contaron con el cisne negro que le apareció en las presidenciales del 2023.

Contámelo otra vez

Ana María Ianni en el 2011 fue elegida diputada nacional por la provincia de Santa Cruz y desde entonces está enrolada en el Frente para la Victoria. En las elecciones del año 2015 salió elegida Concejal (FPV) de El Calafate, donde se desempeñó hasta el año 2017. En las Legislativas de ese año, se propuso y ganó como Senadora puesto que mantuvo hasta diciembre del 2023 y allí fue electa (otra vez) diputada nacional por la provincia de Santa Cruz con mandato por 4 años, es decir hasta el año 2027.

En el Congreso se desempeñó como vicepresidenta de la comisión de Turismo, vocal de las comisiones de Presupuesto y Hacienda; de Seguridad Interior y Narcotráfico; de Industria y Comercio; de Minería, Energía y Combustibles; de Infraestructura, Vivienda y Transporte; de Ambiente y Desarrollo Sustentable; de Población y Desarrollo Humano; de Ciencia y Tecnología; de Educación y Cultura; de Deporte; de Salud y las que sobrevengan en su actual mandato en el Congreso.

Ianni estuvo 12 años en contacto directo con el poder político provincial y nacional. De esos 12 años, al menos 10 años fue partícipe de las decisiones políticas del poder que detentaba su partido de pertenencia (el FPV), restando los 2 que fue Concejal de El Calafate. De toda su carrera 10 años los ocupó en el Congreso nacional y ahora tiene 4 más por delante.

El Frente para La Victoria entre 2003 y 2023, estuvo 16 años en el poder, solo interrumpido en el lapso 2015/2019 con el gobierno de Mauricio Macri

En Santa Cruz tuvieron el poder absoluto (gobernación y Legislatura) durante 32 años. A nivel nacional durante 12 años (2003/2015) contaron con todo el poder político teniendo la presidencia y el Congreso. Entre 2015 y 2019 (durante el gobierno de Cambiemos) mantuvieron mayoría en el Congreso y durante 16 años (2003/2015 – 2019/2023) políticamente fueron un solo bloque político uniforme que ellos en el discurso lo planteaban como el eje Nación-Provincia-Municipio.

Ianni y la insoportable levedad del ser

Después del resúmen de poder que describí en los último párrafos, queda claro que la diputada Ianni muestra su peor descaro a la hora de “empatizar” con los trabajadores de YCRT, porque ella misma es parte responsable y principal de que el yacimiento esté como esté y fundamentalmente que ella y su partido, no hayan movido un solo dedo para lograr cambiar la figura jurídica  de la empresa teniendo todo el tiempo y las manos para llevarlo a cabo. Ojalá algún día, los periodistas que la entrevistan hagan periodismo de verdad y le pregunten por todo esto.

En la icónica novela de MIlán Kundera, La insoportable levedad del ser, Tomás, personaje principal de la trama, al verse descubierto por Teresa y aceptando una petición de ella, deciden radicarse en el campo, donde descubre la felicidad con la levedad de no tener responsabilidades sociales.

La Diputada Ianni descubrió que poniéndose del lado de los trabajadores de YCRT, anula o se libera de la responsabilidad que le cabe por haberse mantenido durante 20 años en la política y nunca haber hecho algo para modificar, impulsar y/o proteger a esas más de 2000 familias de la cuenca, de lo que inexorablemente iba a suceder algún día, ante un pozo negro de fondos en lo que los miembros de su partido, transformaron a YCRT durante décadas.

La aparición de la señora Ianni junto a sindicalistas co-responsables del ocaso de YCRT, cargando las culpas al gobierno de Macri (único gobierno que al menos les hizo despachar dos o tres buques con carbón a Brasil) y al de Milei por ordenar su privatización, es una acción patética e hipócrita que la deja como proponente y cara visible de esta “avanzada de resistencia”, jugando un papel paupérrimo, poco creíble y fácilmente rebatido por los hechos y la historia reciente.

Lo de Ana María Ianni es politiquería y barata, de cuarta categoría, con cimientos construidos en slogans y recortes de la realidad, por lo tanto, yo no estaría tan seguro que el camino sea ese, para convencer al presidente de que YCRT debe continuar con cargo a todos los argentinos. Me parece que si la diputada, como todos los demás políticos y sindicalistas oficialistas/kirchneristas, no se sinceran, reaccionan honestamente y con autocrítica ante esta nuevo orden que (aparentemente) operará en la empresa, más que ayudar a conservarla, terminarán hundiendo las últimas esperanzas de aquellos que hoy están desesperados por conservarla. (Agencia OPI Santa Cruz)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

13 COMENTARIOS

  1. La sra Ianni es parte de como esta la empresa, pero tambien lo son los que la fueron a ver ahora en el congreso, osea los de ATE. Veinte años tuvieron para convertir a YCRT en rentable y le echan la culpa a una gestion que estuvo 4 años?, de los cuales fueron los unicos que pudieron vender carbon y hacer ingresar divisas años 2016/2019, y tambien echaron a los vagos que no querian trabajar (eso es tener huevos). Ahora hay una gestion que es mas estrictos que los macristas y estos no andan con vuelta, o laburas o te cierran

  2. Adhiero a toodo lo que dice la nota. ES ASI. Esta mujer ha tenido todo el tiempo para buscar una solucion junto con sus pares del FPV y no lo hizo y hoy se desgarra las vestiduras ¿Y que espera? que sigamos poniendoi dplata para arreglar lo que ellos no quisieron arreglar’. PRIVATICEN YA

    • Difícil que puedan privatizarla, nadie se va a querer cargo del muerto. Nadie va a invertir en infraestructura sabiendo que capaz que en 4 años los kirchos regresan a estatizarla nuevamente y a aprovecharse de las mejoras que pudieran haberse producido. La van a terminar cerrando y la gente tendrá que buscar un lugar donde le paguen por trabajar, porque en YCRT cobran por rascarse.

  3. La Sra. o Srta. Ianni tiene el don de la labia y lo utiliza eficazmente para persuadir a los votantes ignorantes con engaños.
    Seguramente se perpetuará en cargos públicos hasta que se jubile y en ellos tendrá la posibilidad de hacer dinero de manera ilícita.
    Si tuviera que desempeñarse en la faz privada no tendría la misma suerte porque tendría que trabajar como empleada de alguien que la tome, porque, sin lugar a dudas, si creara su propia empresa la fundiría rápidamente, por estar acostumbrada a despilfarrar guita que le viene de arriba, como todo kircho.
    ¿Tendrá algún título de educación superior esta señora? ¿O su mérito será ser militante kirchnerista?

  4. Por enésima vez escribo que HAY QUE CERRAR YCRT. El carbón es la fuente de energía más contaminante y además hace muchos años NO PRODUCEN NADA. Cobran sueldos millonarios para HACER DE VAGOS. Jubilación a los más viejos y capacitación y trabajo privado para el resto del personal..CIERRE YA!!!

  5. Todo pasa por poner la gente idonea en cada sector de la empresa, con experiencia en la mineria del carbon, oncluyendo la intervencion de ycrt hacia abajo, sono nunca saldrandel pozo.

  6. Esta mujer habal en las redes sociales pero es incapaz de enfrentar a un periodista que le preguntre de vertdad. Tiempo factura 20 palos, no pregunta ni por el dia

  7. Excelente opinión JUAN, nadie es “K” gratis, está mujer en otro sistema electoral, no llega ni a Koluel Kaike, una edecan del “gordito nervioso” de Kalafate y ni que hablar de la víbora. NO merece más comentario, debe estar vacacionando con la “nuestra”.

  8. Pobre mujer tiene que justificar los 4 años que tiene por delante y se hace la victima habría qwuer ver la produccion en el senado de esta señora en 6 años

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí