Massa, la vocero, Alberto y el daño colateral de su realidad paralela

Publicado el

spot_img
- Publicidad -

(Por: Rubén Lasagno) – En las últimas horas hemos escuchado del gobierno nacional y por boca de tres exponentes básicos de su estilo tercermundista del relato populista decadente, frases e ideas realmente extrañas si consideramos la realidad que nos circunda y la diametralmente opuesta constancia fáctica a la cual nos enfrenta esa realidad, distante a miles de kilómetros, de ese dibujo de trazos gruesos y desprolijos con el cual desde el gobierno intentan forzarnos a ver lo que en realidad, no existe en la realidad paralela a la vida del ciudadano común, en la que viven.

La inflación galopante que sufrimos los argentinos, lo cual nos pone en el cuarto lugar en el mundo entre los países más pobres y menos ordenados económicamente, es un tema que no puede resolver Alberto Fernández y menos aún Sergio Massa, un abogado simil economista, que le está buscando la vuelta porque de su éxito depende la salud política de esta administración (cosa que en lo personal le importa poco) y su futuro político (hecho fundamental con el cual sueña coronar una candidatura).

El Ministro de Economía Sergio Massa - Foto: Prensa Ministerio
El Ministro de Economía Sergio Massa – Foto: Prensa Ministerio

El Ministro de Economía y el presidente han decidido vender a la opinión pública que el 5% de inflación mensuales una ganga, obviamente comparándolo con el 7% y algunos puntos más con el que Massa se hizo cargo hace unos meses.

Evitar números redondos

- Publicidad -

El mes pasado el gobierno volvió a las viejas prácticas del dibujo en el INDEC y se le fue la mano. Publicó un 4,9%, cuidando de no redondear la cifra para menguar el impacto visual del porcentaje, tal como se usa en estrategias de marketing comercial en lo que se llama “precios psicológicos”.

En el comercio, los precios huyen del redondeo con el fin de engañar al consumidor y por este motivo se utilizan decimales (ejemplo $ 39,98 o $ 39,99 en vez de $ 40.00) para que éste crea estar comprando más barato, una técnica de la década del ´60, la cual ya no surte ningún efecto sobre el subconsciente del consumidor, por la cantidad de información inmediata que éste posee a la hora de encarar una góndola o la vidriera de una tienda.

Sergio Massa le pidió (u ordenó) a su amigo Marcos Lavagna que depusiera su pretendida “honestidad intelectual” y manipulara la cifra porcentual de la inflación, falacia técnicamente fácil de contrastar, solo con mirar los precios de cualquier góndola y cómo remarcan los comerciantes casi a diario, como en épocas del Alfonsín. Y Lavagna cedió. De ahí en más, si le sumamos el escándalo del Censo 2022 del que no se conocen las cifras, Lavagna tiró su pretendida reputación a los perros y para el funcionario de la otrora avenida del medio, nada será igual de acá en adelante.

Relatores del relato

En ese mismo sentido del relato atroz, Sergio Massa “rescató” el hecho del que el IPC esté “por debajo del 5%” destacó “la caída del costo de vida desde el momento en el que llegó al cargo y ratificó que en abril el IPC va a dar un número “que empiece con 3” (¿?). Obvio, aplicando la teoría de los números forzados, podría llegar a un dígito según sus planes, pero la gente en el mercadito del barrio o en el super, ve otra cosa.

Alberto Fernández dijo que la inflación es trasnacional, con lo cual se exculpó de la que nos hace padecer a los argentinos y fue más allá indicando “Hace más de 15 años que tenemos inflación de dos dígitos. Este año, uno puede decir que la inflación aumentó un 90%. Pero si uno piensa que Estados Unidos saltó de 1% a 10%, tuvo 900% de inflación. Entonces, es un momento muy excepcional. Se retiraron del mundo dos grandes proveedores de alimento y de energía, que son Rusia y Ucrania y eso alteró todo.”

Gabriela Cerutti en este mismo sentido y culpando del 100% de inflación a Macri y a la guerra de Rusia y Ucrania (ellos no tienen nada que ver) dijo “El primer objetivo que se planteó el ministro Sergio Massa cuando asumió fue que la inflación a final de año no llegara a tres dígitos tal como estaban pronosticando algunas consultoras y los medios de comunicación. También que se planteara la reducción de un dígito cada 75 días. Entendemos que ese objetivo se está cumpliendo”.

La portavoz de la presidencia Gabriela Cerruti - Foto: Presidencia

La vocero presidencial simplificó todo al “éxito” que tiene el plan de Massa, el cual, según Cerutti, cumple con los objetivos propuestos, uno de ellos es “que no llegue a los tres dígitos”; claro, lo que no dijo es que a pesar de los esfuerzos de dibujar las cifras, estamos en el 97% anual.

Es como si una persona tiene un sobrepeso considerable, pesa 100 kgs y ni bien baja dos kilos, festeja porque (a su entender) la obesidad desapareció, por cuanto desaparecieron los tres dígitos en la balanza.

Este relato infantil, subestimando la inteligencia de los argentinos cuenta, además, con la duda planteada por el refrán “En boca del mentiroso, lo cierto resulta dudoso” y por este detalle, es que en las redes sociales, los memes y las burlas hacia lo dicho por estos personajes, no cesan de bajarle el precio y la seriedad a los anuncios de esta trilogía del relato fracasado, para quienes el 50% de pobreza, el 110% de inflación (o más), el 40% o más de desempleo y la cuarta peor economía del mundo, es solo un daño colateral. (Agencia OPI Santa Cruz)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

3 COMENTARIOS

  1. 1 Kg de Ciruelas en Bs.As. cuesta $980.- y el verano pasado no superaba los $250.- simplemente con 4 o 5 productos se puede ver que la inflación real del hogar supera holgadamente el 200%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias