- Publicidad -

Intercambio de prisioneros entre Venezuela y Estados Unidos

En un gesto diplomático sin precedentes, el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, liberó a decenas de prisioneros, incluyendo a 10 ciudadanos estadounidenses, como parte de un intercambio que llevó a la excarcelación del empresario colombiano Alex Saab, estrecho aliado del régimen venezolano. Según informaron altos funcionarios estadounidenses el miércoles, este acuerdo fue el resultado de meses de negociaciones mediadas por Qatar entre ambas naciones.

Saab, acusado por fiscales estadounidenses de desviar aproximadamente 350 millones de dólares de Venezuela a través de Estados Unidos mediante un plan que involucraba sobornos a funcionarios del Gobierno venezolano, ha mantenido su inocencia. Su regreso a Venezuela marca una victoria para el Palacio de Miraflores, que había llevado a cabo una intensa campaña exigiendo su liberación.

El intercambio, que incluyó la liberación de seis estadounidenses detenidos en Venezuela, también contempló el traslado a Estados Unidos del empresario malayo Leonard Glenn Francis, conocido como “Fat Leonard”, implicado en un caso de soborno a la Marina estadounidense.

La liberación de los prisioneros, anunciada en octubre, se produce en el contexto de un acuerdo entre el gobierno venezolano y la oposición para celebrar elecciones justas en el segundo semestre de 2024. La Casa Blanca había condicionado el alivio de sanciones energéticas para Caracas a avances en la liberación de prisioneros.

El presidente estadounidense, Joe Biden, expresó su gratitud por la liberación de los ciudadanos estadounidenses, identificados como Eyvin Hernández, Jerrel Kenemore, Joseph Ryan Cristella y Savoi Wright. Hernández y Kenemore fueron arrestados en la frontera entre Venezuela y Colombia en marzo de 2022, mientras que Cristella fue detenido en julio de 2023, acusados de intentar ingresar ilegalmente al país.

El gobierno venezolano también permitirá que candidatos de la oposición apelen sus inhabilitaciones, una condición que Washington había establecido para avanzar en el proceso de liberación de prisioneros.

A pesar de los elogios por este paso hacia la normalización de las relaciones, quedan desafíos pendientes. Washington había dado plazo hasta el 30 de noviembre para eliminar inhabilitaciones a opositores y liberar prisioneros políticos y estadounidenses “detenidos injustamente”, evitando así la reimposición de sanciones en abril. Hasta la fecha límite, Venezuela había logrado pocos avances en este sentido.

La liberación de Saab y otros prisioneros se presenta como un hito significativo, pero el contenido exacto de los acuerdos entre ambas naciones aún no ha sido detallado por las autoridades venezolanas. La atención se centra ahora en la evolución de la relación entre Estados Unidos y Venezuela en los próximos meses, en particular en lo que respecta al proceso electoral y la continuación del diálogo diplomático. (Agencia OPI Santa Cruz) Con información de NA

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí