- Publicidad -

La Navidad de los pobres o la Navidad con pobres

Hay un marco que excede a la religiosidad de la fecha: la realidad. Lamentablemente y a pesar de todos los condimentos bíblicos que rodean la fecha de reflexión y unión familiar, coexiste una situación de crisis inédita en la Argentina, que nubla esa paz que tanto ansiamos y deseamos en días claves, donde, la unión y los buenos deseos, abundan y en la cual todo tiende a olvidarse por un momento y las conciencias y la paciencia, parece ponerse en pausa.

Te puede interesar: El shock de Milei y Vidal tiene poco costo para la política y cae con todo el peso (una vez más) sobre los que menos tienen

Sin embargo y escuchando y leyendo los mensajes de buenos deseos tanto del presidente como del gobernador, nos abre un rápido interrogante: ¿Serán sinceros en su diatriba o ensayan una nuevo discurso de oportunidad como aquel de campaña donde decían lo que iban a hacer y cuando llegaron hicieron todo lo contrario?. Probablemente sus buenos deseos sean sinceros, pero son ellos y nadie más que ellos, los autores de nuestras felicidades o frustraciones, por lo tanto, está en manos de ambos que esos deseos de prosperidad, paz y tranquilidad lleguen al pueblo; y también está en sus manos que la pobreza se profundice más allá de los vergonzoso que resulta hoy, que la gente quede sin trabajo y que en esta Navidad y año nuevo, los argentinos no podamos acceder a un festejo pleno, pensando que en la mesa del vecino falta no ya el Pan dulce, sino, el pan.

Siempre se habla de la Navidad de los pobres y hoy en Argentina debemos hablar de una Navidad con pobres e indigentes, que han crecido exponencialmente en los últimos 20 años, debido a la clase política y dirigentes que como Milei y Vidal nos desean prosperidad, pero no hacen nada para que podamos lograrlo.

Lo feliz de esta navidad no es que podamos festejar en abundancia, sino es que hagan que la abundancia vuelva a la mesa de los argentinos y hasta el momento, quienes se han propuesto revertirlo, no dan señales claras de ir por otro camino que el que ya conocemos.

Con la esperanza de que los hombres y mujeres que conducen el país y la provincia, encuentren finalmente la empatía que les falta y logren trabajar en beneficio de los que realmente sufren las consecuencias de sus actos deliberados, deseamos desde aquí una Felíz Navidad para todos y un sentido y honesto deseo de prosperidad para cada persona que habite esta hermosa Argentina. (Agencia OPI Santa Cruz)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

2 COMENTARIOS

  1. “”””Probablemente sus buenos deseos sean sinceros, pero son ellos y nadie más que ellos, los autores de nuestras felicidades o frustraciones, por lo tanto, está en manos de ambos que esos deseos de prosperidad, paz y tranquilidad lleguen al pueblo””””

    No…..muy equivocado. La felicidad llega con esfuerzo propio. Obvio las condiciones externas tendrian que ser optimas. Pero esto es tierra arrasada desde hace años. OPI parece Viviana Canosa romantizando la clase baja. Lamentablemente, vienen tiempos horribles, pero necesarios para que en un futuro seamos prosperos.

    Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí