- Publicidad -

Prueba de fuego para el nuevo gobierno provincial: paritarias de ADOSAC y AMET y la rueda de las negociaciones que empieza a girar

(Por: Rubén Lasagno) – El martes 6 de febrero está prevista la primera paritaria anual entre el gobierno provincial y los gremios ADOSAC y AMET. Guarda toda la expectativa “de lo nuevo”, por cuanto, oficialmente, la gestión de Claudio Vidal enfrentará el primer round de una negociación crucial en Santa Cruz: el tema docente, la obligación de asegurar los 180 días de clases y de normalizar el dictado de clases, después de muchos años en los cuales el gobierno provincial se alejó de las soluciones y solo tuvo como objetivo poner a los gremios como enemigos, desoírlos y “combatirlos” en todos los frentes posibles.

Te puede interesar: Claudio Vidal no maneja a sus diputados nacionales y todo indica que hizo un acuerdo con Milei a cambio de las manos en la Ley ómnibus

Podríamos decir que el martes 6 de enero estrenamos gobierno en el duro arte de negociar con los representantes de los maestros, sector postergado salarialmente, pero también en aspectos básicos en el sostenimiento del sistema educativo que por años sufrió la postergación e inclusive, como en el caso de la infraestructura edilicia, el deterioro y el abandono fue un denominador común.

Las expectativas de parte de ADOSAC y AMET son buenas “pero con reservas”. Ambos llevan como agenda dominante el aumento salarial en los cargos iniciales, la recomposición de los salarios caídos, la actualización por inflación y el pedido de un porcentaje inicial que equipare o llegue lo más cerca posible a compensar la caída constante y drástica del poder adquisitivo ante los aumentos diarios de los alimentos, los alquileres, los combustibles, la indumentaria y el transporte que inciden en la vida de todos, pero más aún de los trabajadores que viven con menores recursos.

El problema para el gobierno provincial, es conectar una buena propuesta inicial, que le permita “ganar tiempo” mientras afianza y asegura los recursos para enfrentar la fuerte erogación que demanda la Educación en su primer año y evitar el conflicto que eternizó Alicia Kirchner quien, en complicidad con un grupo de sindicatos estatales (ATE, UPCN, APAP) establecía porcentajes mínimos de aumentos parcializados, que luego aplicaba como tope al sector docente y si éstos no aceptaban, les aplicaba el aumento por decreto.

El nuevo gobierno tiene la posibilidad de romper con esa dinámica e iniciar un nuevo camino de diálogo sincero que evite la colisión de intereses y apunte a consensuar, no a imponer, porque el sector docente es reactivo a las manipulaciones constantes que han hecho las autoridades de sus intereses y el ninguneo constante al cual el anterior gobierno lo ha sometido.

Los dos primeros puntos que atacará ADOSAC en la mesa, será la cláusula gatillo que pedirá retroactivo a enero y la elevación del cargo de maestro inicial, tratando de llevarlo a un valor ponderable con el elevado índice del costo de vida. En tanto AMET, tiene un objetivo más elevado en materia de aumento, pretendiendo una actualización salarial del 120% que equipare mínimamente los descomunales aumentos del costo de vida y los precios que prácticamente viven la dinámica de una hiper y deteriora fuertemente y día a día, los salarios y las jubilaciones.

Lo único real y concreto, es que el gobierno de Claudio Vidal debe tener en cuenta que nada podrá lograr si no abre la billetera, no accede a la actualización de los sueldos e intenta patear para adelante una nueva escala salarial para el sector, hoy en día un problema acuciante y decisivo que va a perfilar el resto de la relación que tengan ambos sectores en lo que resta del año lectivo.

Es por ello que el éxito de esta relación que se inicia el martes 6, se basará en la voluntad de negociar, en la capacidad de dialogar y en la posibilidad de acordar por encima de cualquier diferencia política. Pero, especialmente el gobierno, debe entender que “el curanderismo” (arreglar todo con palabras) de otros tiempos, se ha terminado, está perimido; no entenderlo así, sería perder una gran oportunidad de comenzar a elevar la Educación en Santa Cruz, un objetivo que según el propio gobernador, es prioridad de su gestión. (Agencia OPI Santa Cruz)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

3 COMENTARIOS

  1. El martes 6 comenzara a develarse di el gobierno y ADOSAC tienen intenciones de acordar algo o si van a seguir con el circo de pelearse para que los alumnos no aprndan nada y puedan ser manipulados despues en cada eleccion.
    Eso si. La promocion seguira siendo automatica, sepan o no sepan ni siquira leer
    Si los mastros decidaen dar 180 dias d clases, tendrmos ciudadanos qu votn bien en el futuro

  2. Supongo, van a cerrar con 182,3 el año 2023, y aumentos superiores a la inflación mensual, y si quieren una recomposición, habrá que analizar la inflación de los últimos 8 años, los aumentos percibidos y dar un aumento del margen…Porque si el PE pretende que la gente le trabaje por dos mangos viendo como los petroleros tienen aumentos decentes, se le va a complicar. Aca los precios son petroleros, pero no asi los sueldos, asi estamos tambien, todos pobres! Ya bastante indignante es que Vidal pague los sueldos 5/6 del principio de cada vez a gente no hace años no solo no tiene capacidad de ahorro sino que tiene dos o tres trabajos para llegar a fin de mes.

  3. A poner la tarasca Vidal se ternubi ka canpaña se termino las excusas ahora tenes la posibiudad y decision de accomodar a os docentes,,,,,,,,,,, me siento a a mirr

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí