Debate en el Senado sobre la Ley de Bases y el Paquete Fiscal

El Senado de la Nación iniciará mañana a las 10:00 el debate sobre la ley de Bases y el paquete fiscal, dos proyectos promovidos por el presidente Javier Milei al inicio de su mandato. Si estos proyectos son aprobados en la Cámara alta, deberán regresar a la Cámara de Diputados debido a las modificaciones que se realizaron durante el tratamiento en comisiones.

La discusión de ambos proyectos se realizará por separado y la votación será por capítulos, según lo establecido en la reunión de labor parlamentaria encabezada por la vicepresidenta y titular del Senado, Victoria Villarruel. Se acordó que habrá 10 oradores por bloque para la ley de Bases y 5 oradores por bloque para el paquete fiscal. Los discursos de cierre estarán a cargo de los presidentes de los bloques y los miembros informantes.

El debate sobre la ley de Bases incluirá capítulos sensibles como las facultades delegadas, privatizaciones y el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI). Debido a las numerosas firmas en disidencia, se espera que la votación por capítulos sea un desafío, con varios senadores buscando modificar artículos durante la votación en particular. Un tema destacado es la posible privatización de Aerolíneas Argentinas, que podría enfrentar oposición significativa y provocar la caída del capítulo completo.

En cuanto al paquete fiscal, existen dudas sobre la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias y la exención del 22% para los patagónicos, lo que podría afectar el voto en bloque de los senadores sureños.

Se espera que la discusión de la ley de Bases dure más de 6 horas, lo que podría extender el proceso de votación hasta el final del miércoles. En este contexto, no se descarta la posibilidad de un cuarto intermedio, retomando el debate del paquete fiscal el jueves.

El quórum para iniciar la sesión está en riesgo debido a la postura de los senadores santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano, quienes llamaron a no dar quórum. Inicialmente, el Gobierno contaba con 38 senadores para abrir el debate, pero sin los santacruceños, el número se reduce a 36. La presencia del senador Martín Lousteau (UCR) se ha vuelto crucial para alcanzar el mínimo de 37 senadores necesarios para habilitar la sesión.

A pesar de la incertidumbre, el oficialismo está preparado para enfrentar un panorama ajustado tanto en la votación general como en la particular. (Agencia OPI Santa Cruz) Con información de NA

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí