- Publicidad -

Realpolitik: Javier Milei, el discurso agudo que pone a los políticos de un lado o del otro de la gente y los enfrenta con un desafío histórico

(Por: Rubén Lasagno) – No hay ninguna duda que la sobrevida política de Javier Milei está atada a un solo ancla: la economía. Si el presidente logra contener la inflación, reducir el impacto en los salarios, recomponer la moneda y detener la hemorragia de fondos que drena por los bolsillos de la política, los sindicatos, las organizaciones sociales y los empresarios amigos del poder, va a construir un nuevo paradigma administrativo en un país que pide a gritos dejar de pagar la fiesta de los corruptos y que alguno (alguna vez) vaya preso por la manera obscena que delinquen, impunemente y sin temor.

Todo lo dicho en el discurso inaugural del Congreso, por parte del Presidente, es una radiografía de la Argentina de los últimos 30 años, contada sintéticamente como la sinopsis de un libro y aludiendo a los responsables de forma directa, con la tranquilidad de que él mismo (y por el momento) está libre de pecados, porque no tiene antecedentes políticos.

Sin duda, Milei hizo una demostración de poder, porque mientras reconocía ser minoría en todos lados (diputados, senadores, gobernadores e intendentes), planteó un desafío abierto hacia los sectores de la corrupción enquistada en el Estado, les tiró un dardo envenenado a los gobernadores y acto seguido los expuso comprometiéndolos a mantener una reunión en Córdoba, provincia que en la ley ómnibus no lo respaldó.

Milei usó la simbología del poder para ejercer poder y a la vez que insultó prácticamente con nombre y apellido a varios kirchneristas, algunos de los cuales estaban ausentes, dijo que si la estrategia de la oposición era la confrontación, iba a dar la pelea en ese campo.

El llamado al “Pacto de Mayo” como lo nombró el presidente, es una mojada de oreja a los gobernadores, porque si concurren, habrán reconocido la necesidad de buscar una base mínima de consenso para que todos puedan gobernar en paz, aún dejando en el camino una serie de privilegios (y de fondos), que al menos en los años que esté la Libertad Avanza, no recuperarán.

Si no van, quedarán expuestos como parte de la clase política que se resiste al cambio, que no les importa la sociedad y se oponen a buscar una salida a un país hundido por los propios socios políticos que hoy deben decidir si apuestan a modificar la matriz populista de la cual se sirvieron hasta diciembre, o van por una construcción política superadora.

Por primera vez en muchísimos años, la sociedad esperó el mensaje presidencial y la gente en Buenos Aires fue fotografiada mirando el discurso en bares, cafés  y hasta algunos parados frente a vidrieras donde se reproducía la cadena nacional. En todo el interior del país, se vivió con la misma expectativa.

Cristina Fernández, utilizó la cadena nacional hasta enfermar a la audiencia con sus mensajes contaminados de mentiras, imposturas, una alocución intolerable, falaz y mediocre, el share era bajísimo y el rating televisivo no llegaba a 7%, es decir, nadie quería ver lo que la vicecondenada ofrecía en reiteradas dosis de militancia televisada.

El sábado el rating rozó el 52%, constituyendo el más alto de la historia en un mensaje político de estas características, solo conseguido por la vuelta de la democracia, cuando Raúl Alfonsín salía al balcón de la Rosada y lejos estaba de poder medir la audiencia, pero todo un país estaba pendiente de sus palabras.

Sin embargo, no todas fueron buenas noticias; Milei cayó en el lugar común de otros presidentes y políticos que juegan a la contraofensiva atacando a la prensa sin dar nombres, tratando de poner a los buenos de un lado (el suyo) y a los malos enfrente, una práctica alejada de las libertades que enarbola y más cerca del modelo autoritario que ejerció la ex vicepresidente durante 16 años.

No es creyéndose un Mesías, por más que aluda a la Biblia de forma recurrente, que va a construir poder con el apoyo de la gente que el sábado estuvo atenta a cada una de sus palabras; solo conseguirá afianzarlo si cumple con su palabra y pone al país de pie, pero sin destrozar la vida de aquellos como los de la clase media y baja, que son blancos indefensos de los populistas y también de los que, como Milei, llegan con las recetas de shock para arreglar en general pero destruyen aún más en particular, la vida del sufriente argentino que padece la inflación, los abusos, la quita de los subsidios, las postergación salarial y somete a los más carenciados a caer aún más en la necesidad, mientras los poderosos acomodan los melones en su carro, para adaptarse a un nuevo orden.

La motosierra, el shock y todas esas políticas de impacto, recaen, indefectiblemente en los que menos tienen, los que viven de un salario y los que viajan en tren y colectivo. “La casta”, no tiene esos problemas y saben que solo deben esperar la oportunidad para volver y la Argentina se las dará tarde o temprano.

Por lo tanto y aún por mucho que Milei crea que el discurso del sábado fue de antología y sembró la quinta de las ilusiones en una sociedad golpeada e incrédula que se toma de sus palabras como el único hito de esperanza que le queda, con más incredulidad que confianza, los tiempos de esa confianza generada por el presidente mismo, son cortos y urgentes. La economía, es prácticamente el eje de su sobrevivencia política y el único sostén donde se sustentará su éxito o su fracaso. (Agencia OPI Santa Cruz)

spot_img

Suscribité al Newsletter

Más Noticias

- Publicidad -spot_img

Más Noticias

11 COMENTARIOS

    • Difícil si se encuentra con gente que es el no por el no mismo, para no dejarlo gobernar. Lo del kircherismo es nauseabundo, pide a gritos democracia pero no tienen voluntad de consenso, solo obstaculizar.

  1. ESTE NAVBO DEJÓ A TODO EL MUNDO CALIENTE Y PIDE DIALOOGO? JAJA ES UN CAOS ESTE MILEI O NOS CAADA O NOS METE ABAJO DE LA TIERRA EL HDP

  2. La politica de MIlei es a todo o nada lo que pasa es que en esz pele qie tiene con los gtupos concentrados alrededor hay gente que la incinera y sacrifica solo para darlñe una leccion a otros y eso NO ES JUSTO

  3. La estrategia de Milei es exponerlos , cuando el salame de nuestro gobernador , Nacho Torres , salió a hablar huevadas , el gobierno lo expuso, flaco, deben 110.000 millones , el descuento es automatico y cuando Arcioni pidió el credito , nadie le dijo nada , a llorar al campito , el unico gobernador que no se prendió en el reclamo, fue un peronista de Tucuman , tienen que escucharlo , al resto , los enganchó en la protesta y se comieron flor de escrache y quedaron colgados del pincel , el genio de Kichi , que ahora hay que pagar todas las cagadas que hizo , salió a hacerse el revolucionario, les aumentó los impuestos a los bonaerenses un 300 % , no les da nada, ni salud , educacion , sin cloacas y ni hablar de la inseguridad , ya ni escucho a los k ni peronistas, si hubieran sido tan exitosos en los ultimos 80 años , no estariamso discutiendo estas cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí