El Gobierno dijo que la pobreza que denuncia el Papa es “producto de los cuatro años de gobierno de Macri”

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
La portavoz de la presidencia Gabriela Cerruti - Foto: NA

Según publica La Nación La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, afirmó que el Gobierno “necesita más tiempo” para “cosechar lo que se sembró”.

Por: Jaime Rosemberg

Horas después de la cumbre de la Celac, que reunió a presidentes y representantes de 33 países del continente, el gobierno de Alberto Fernández afrontó hoy una crítica inesperada del Papa Francisco, quien afirmó en una entrevista: “La Argentina en este momento, no hago política, leo los datos, tiene un nivel de inflación impresionante”. El Papa se quejó además del crecimiento de la pobreza en el país.

Más allá de darle la razón a Francisco en lo que hace a lo preocupante de los índices, en la Casa Rosada no dudaron en culpar a la “derecha” por la inflación y la pobreza, más allá de que, a partir de 1955, el PJ en sus distintas variantes gobernó durante más de 27 años (y estuvo al frente del Poder Ejecutivo 16 de los últimos 20 años).

- Publicidad -

En diálogo con Radio Perfil, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, dijo: “Cuando el Papa dice que la política hizo que esta economía estuviera como está, todos sabemos que es producto de los cuatro años de Mauricio Macri [como presidente de la Nación] que estamos todavía remontando”.

Afirmó además que es importante que se le dé “más tiempo” a este Gobierno para “empezar a cosechar lo que se sembró”.

Un funcionario muy cercano a Fernández advirtió: “El Papa es una de las figuras más importantes del mundo, ha hecho una transformación enorme. Por supuesto, no vamos a contestarle al Papa”.

En la Casa Rosada agregaron que no es casualidad que el Papa haya datado el inicio de ese deterioro precisamente en 1955, fecha del golpe de la denominada Revolución Libertadora contra el general Perón. “Efectivamente, se inició un ciclo en que la derecha, por golpes militares o por salidas electorales, vino cada tanto a barrer con todos los avances de los gobiernos populares. Lo escuchamos en estos días a Lula: todo lo que se había construido en su gobierno que llegó al hambre cero, se dilapidó con [Jair] Bolsonaro, y ahora hay que empezar de nuevo”, agregaron cerca del primer mandatario, sin autocrítica a la vista por el índice de inflación, que llegó en 2022 al 94,8 por ciento.

En su entrevista con la agencia de noticias AP, el Papa, nacido en la Argentina, hizo una comparación con la situación económica del país cuando él vivía acá, durante su infancia, y remarcó: “En el año 55, cuando terminé mi escuela secundaria, el nivel de pobreza era 5%. Hoy está en 52%. ¿Qué pasó? Mala administración, malas políticas”, destacó el Papa de modo general.

Durante el reportaje recordó una historia que él calificó de teológica cultural. “No sé si usted sabe esa historia de los ángeles custodios de los países que se fueron a quejar a Dios y le dijeron: ‘Dios padre, fuiste injusto, porque a cada uno de los países le diste una riqueza, ganadería, agricultura, minería, y a los argentinos le diste todo, todo. Tienen todas las riquezas. Y dicen que Dios pensó un poco y dijo: ‘No, pero para equilibrar se las di a los argentinos’”. Conocedor del efecto de sus palabras, agregó: “Que no se enojen, es un chiste, yo soy argentino. Me río pero algo de verdad hay porque no terminamos de llevar adelante nuestra cosas”.

¿Cómo está el vínculo entre el Papa y el Gobierno? Fuentes de la diplomacia argentina dijeron que no hubo más roces desde la discusión por el aborto y que “el diálogo se mantiene bien”. Reconocen que sigue abierta la herida en el Vaticano por el impulso oficialista a la ley de despenalización del aborto, aprobada en diciembre de 2020. Más allá de las explicaciones oficiales, esa ley afectó las relaciones con el Papa.

En sus últimos diálogos con funcionarios y políticos argentinos, según pudo saber LA NACIÓN, el Papa no hizo menciones a esa ley y sí se manifestó preocupado por la guerra en Ucrania y su prolongación.

“No se le puede negar que tiene razón, es una realidad lamentable desde hace años”, comentó con algo de resignación otro interlocutor habitual del Sumo Pontífice, quien en la entrevista volvió a descartar una visita a la Argentina en lo que resta de 2023.

“Estuvo programada en el 2017, Chile, la Argentina y Uruguay. Noviembre, ¿qué paso? Michelle Bachelet [entonces presidenta chilena] terminaba [su mandato] y yo quería ir con Michelle, entonces lo pasamos a diciembre, pero ya caer en enero en la Argentina uno no encuentra ni al perro en la calle, enero es como el agosto romano. Entonces hicimos Chile y Perú y no se programó más”, dijo el Papa en la misma entrevista. Desde la secretaría de Culto, que encabeza Guillermo Oliveri, también negaron que ese viaje esté en carpeta para los próximos meses. (La Nación)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias